Peperonata

Esta receta me huele a casa de mis padres y a vicio de mi madre. Le encanta la Peperonata y la disfruta en todas sus variantes: sola, con un poco de pan, con un poco de pan y queso, fría, caliente, templada... Y debo decir que también es pura sensualidad: desde la untuosidad del aceite al mezclar los pimientos con las manos, hasta la forma de comerlo: lentamente, con cuidado, para que el aceite no caiga en lugares indeseados. Es todo un festín de placeres y sensaciones.

25 de noviembre de 2016

Peperonata
Peperonata

Ingredientes:

3 pimientos rojos grandes
3 pimientos verdes grandes
3 pimientos amarillos
2 dientes de ajo, pelados
½ vaso de aceite de oliva
Sal y pimienta

Preparación:

Lavamos los pimientos y los secamos bien. Quitamos la parte superior y los partimos en tiras finas a lo largo. Quitamos las semillas y las nervaduras blancas.

Los ponemos en una fuente de barro o de cristal apta para horno. Agregamos los dientes de ajo, pelados y enteros, el aceite de oliva, la sal y la pimienta.

Mezclamos bien con la ayuda de las manos, de manera que quede todo cubierto de aceite. Tapamos con papel Albal y ponemos en el horno precalentado a 180º durante dos horas.

Retiramos del horno y dejamos reposar unos 30-40 minutos.

Se puede servir como entrante, como acompañamiento o simplemente ponerlo en un sándwich con queso para un sabor inigualable. Además, la presentación con los 3 colores de pimiento, alegra cualquier mesa.

Si no fuese posible encontrar pimientos de los 3 colores, se puede hacer solo con rojos o mezclando rojos y verdes.