Como abordar el rediseño de tu página web

Lejos de lo que podría parecer,  esto es un cambio que no puede hacerse sin previamente llevar a cabo una detallada planificación, pues podrías echar por tierra la reputación de tu página, perder tu tráfico

22 de noviembre de 2016

Como abordar el rediseño de tu página web
diseño web

En la era digital no es suficiente con simplemente tener presencia en internet, es decir, no sirve tan solo construir una página web para tu empresa y diversas cuentas en las redes sociales principales, para obtener valor real esta presencia ha de ser activa y algo fundamental es que tu página web esté actualizada.

Hay muchos motivos por los que te puedes ver en la necesidad de renovar tu página web, desde que el diseño se ha quedado desfasado, pasando porque no es un diseño responsive (adaptable a la diversidad de pantallas desde las que se puede acceder ahora mismo a internet) hasta que la web esté mal estructurada o la empresa haya cambiado su imagen corporativa, etc.

Lejos de lo que podría parecer,  esto es un cambio que no puede hacerse sin previamente llevar a cabo una detallada planificación, pues podrías echar por tierra la reputación de tu página, perder tu tráfico o perjudicar el posicionamiento en buscadores de esta. Debemos tener en cuenta que hay que revisar la web para analizar si tiene palabras clave (keywords) que hacen que esté bien situada ante las búsquedas relacionadas con nuestro proyecto.

Herramientas que debemos usar a la hora de efectuar el análisis

Si queremos conseguir una web bien situada como por ejemplo la podemos ver haciendo click aquí, hay tres herramientas principales que nos será de mucha utilidad aprender a usar:

1.- Google Analytic, nos servirá para analizar las principales fuentes del tráfico que visita la red. Normalmente proceden a través de los buscadores, es lo que se llama tráfico orgánico.

2.- Google Search Console, nos ayuda a analizar más detalladamente los enlaces entrantes o backlinks, muy considerados en la nueva estrategia de SEO, se trata de enlaces externos que remiten directamente a nuestra web.

3.- También debemos de usar con propiedad las redirecciones 301, estas son una manera de comunicarle a google que hemos cambiado la dirección de nuestra página y ahora tiene otro nombre. Así conseguimos no generar un error de tipo 404 que nos haga perder tráfico.

 No debemos perder de vista nuestro objetivo final que no debe ser otro de el es conseguir darle una buena experiencia al usuario para que se sienta a gusto en nuestra página y se decida a volver y a recomendar nuestros servicios al resto de usuarios o clientes potenciales, consiguiendo además que los buscadores online nos valoren y nos sitúen en los primeros puestos en torno a las búsquedas relacionadas a nuestro sector.