Belleza, gastronomía y turismo. ¿Te vienes?

Un retiro monacal puede sonar a aburrido hoy en día pero si os propongo un retiro en un monasterio del SXII en pleno corazón de la Ribera del Duero, declarado en 1931 " Monumento Histórico-Artístico Nacional", a 35 km de Valladolid y a 180 km de Madrid  con 2000 m2 de zona termal, 16 cabinas, piscinas termales y circuito de contrastes, con 75 habitaciones de lujo y rodeado de viñedos, ahí ya la cosa cambia ¿verdad? Y por supuesto, en la era en la que todos queremos estar conectados,  con wifi gratuito, aunque créeme que te olvidarás del móvil.

15 de noviembre de 2016

Belleza, gastronomía y turismo. ¿Te vienes?
Monasterio de Valbuena

En la Ribera del Duero, Castilla Termal Monasterio de Valbuena es uno de los conjuntos de la arquitectura medieval cisterciense del S.XII mejor conservados de Europa y reformado y convertido en hotel en Julio de 2015 conservando su tradición.Precisamente a los monjes circenses se les atribuye el inicio de los Vinos del Duero, ellos, que estuvieron allí entre el SXII y el SXIX, fueron los primeros en plantar la vid y elaborar vino en la zona.Al pasear por el Monasterio se puede distinguir el claustro, la iglesia o las distintas estancias arquitectónicas perfectamente conservadas.  Lo que más destacaría sería la capilla de San Pedro y sus magníficas pinturas. 

Cuenta con 79 habitaciones de categoría superior, muy amplias y  decoradas con sencillez y elegancia. Además de todo el espacio  termal tienen su huerto ecológico y jardín de especias, bodega y 4,5 hectáreas de viñedo propio, entre otras localizaciones.

El agua del balneario es mineromedicinal sulfatada, sódico-cálcica, hipotermal y de mineralización media. Está indicada para tratamientos digestivos, metabólicos y mejoran la actividad de la célula hepática. También son idóneas para terapias de adelgazamiento y procesos de estrés. Mi parte favorita fue la zona al aire libre de piscina termal con contrastes  y espectaculares vistas a la Ribera del Duero.

Por supuesto los tratamientos de cabina de Clarins basados en los beneficios de las plantas. Al realizarte el tratamiento ya sea facial o corporal. En mi caso no dudé en realizar "El Arte del Tacto" para cara y cuerpo. 90 minutos de relajación y disfrute y resultado de una piel sedosa y luminosa y lo mejor es que salí e allí cion un estado de calma y paz que en una persona tan nerviosa como yo es difícil de lograr. Y todo con técnicas táctiles energéticas para relajar ( o  revitalizar , según lo que elijas) y regenerar de pies a cabeza.

Imperdonable no hacer el circuito de contrastes,  si vais a Monasterio de Valbuena teneis que hacerlo. Dos horas para activar la circulación y limpiar la piel en profundidad que comienzan con una exfoliación corporal, sauna, circuito de pies en agua fría, piscina caliente y piscina fría, sauna de vapor y masaje turco. Una delicia. Eso sí, ojo que las escaleras resbalan y en el tiempo que yo estuve allí vi dos malas caídas de esas que te rompes algo.

Cuentan con propuesta de gastronomía "slow food" con un restaurante, "El Compás" cuyo nombre hace referencia a la zona en la que se sitúa, el patio, en el que antiguamente se esperaba para entrar al Monasterio. Cocina tradicional que lamento decir que la noche en la que yo estuve no fue nada acertada. Los mismo porque tuvieron un mail día pero los platos no estaban a la altura de su importe, eso sí, el servicio amabilísimo.

Yo que vosotros me organizaría una cena en Peñafiel que queda a 15 minutos en coche. Primero visitando su castillo y recorriendo sus callejuelas hasta cenar de picoteo en la plaza, nos encantó Chicopa con estupendos vinos por copas y raciones abundantes a un precio buenísimo.

Y sin duda aprovechad la visita para ir a comer a Valladolid y degustad sus famosos pinchos en Jero (calle Correos 11) o comer una sepia espectacular en La Sepia (calle Jesús 1)

 

El precio es más que razonable y lo que es impagable es lo que llegas a desconectar en Monasterio de Valbuena, volverás relajado y con las pilas cargadas. Espero que os haya gustado mi recomendación beauty-viajera con gastronomía incluida. Os espero la semana que viene. Besos @katiarocham