Guacamole

Recetas de guacamole debe haber tantas como personas que las han preparado. Nadie mantiene las mismas proporciones y cada quien tiene su secreto para que esta suave pasta de aguacates y tomates se convierta en el centro de la fiesta. A mí, personalmente, me gusta suave, con el toque justo de sabor que aporta la cebolla, y con unas gotas de limón. Y sí, podría comérmelo a cucharadas, sin accesorios. Es una de mis debilidades...

11 de noviembre de 2016

Guacamole
El guacamole me recuerda distintos momentos de mi vida, así como a grandes personas que han compartido conmigo sus habilidades para prepararlo

Ingredientes:

4 aguacates maduros, pelados y sin hueso.
2 tomates grandes maduros y sin piel
1 cebolla mediana cortada en cubitos muy pequeños
Sal
El zumo de un limón

Preparación:

En una fuente profunda, y con la ayuda de un tenedor, aplastamos los aguacates hasta formar una pasta suave y cremosa. Agregamos la cebolla y seguimos aplastando y mezclando con el aguacate, para que se integren los sabores. Agregamos el zumo de limón, para evitar que el aguacate se ponga negro.

Hay quien prefiere hacerlo poco a poco: un aguacate, un poco de cebolla y así hasta acabar con ambos ingredientes. Es una opción, pero si el tiempo apremia, se puede hacer todo a la vez.

Después, agregamos el tomate y seguimos mezclando bien con la ayuda del tenedor. Ponemos una cucharadita de sal y verificamos. Si le falta, podemos corregirlo. Si nos hemos pasado, podemos agregar otro aguacate y medio tomate más para suavizarlo.

Excelente como acompañamiento para nachos, patatas fritas, cruditès o trozos de pan.