UN TELÉFONO GRATUITO CONTRA EL ACOSO ESCOLAR

Patricia Peyró @kontrolparental

8 de noviembre de 2016

UN TELÉFONO GRATUITO CONTRA EL ACOSO ESCOLAR
El 900 018 018 es el nuevo número gratuito de ayuda para combatir el acoso escolar

El bullying es un mal muy serio que afecta a todas las sociedades, hasta el punto de que popularmente se ha llegado a creer que es inevitable o que forma parte del desarrollo normal y sano de niños y adolescentes. Hoy esta idea está absolutamente desacreditada, además de en vías de extinción del inconsciente colectivo.  Sin embargo, eso no cambia el hecho de que siga existiendo y de que, los que lo hayan padecido, padezcan secuelas de las que intentan recuperarse todavía en la edad adulta.

Afortunadamente la conciencia y la presión social parecen estar funcionando en lo y, por fin, y recién inaugurada, el gobierno ha facilitado la línea pública de atención telefónica gratuita que todos estábamos esperando y que atenderá casos de acoso escolar.

El pasado 1 de noviembre arrancó una importante iniciativa del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en la lucha contra el acoso escolar:  un teléfono gratuito atendido por profesional cualificado atenderá durante 24 horas al día, y los 365 días del año a aquellos que quieran llamar para plantear dudas, consultas, o simplemente apoyo moral y psicológico ante casos del peor mal de los colegios, el bullying.

Un equipo multidisciplinar de 20 personas con trabajadores sociales, psicólogos, sociólogos o juristas se encargarán de gestionar estas llamadas y de derivarlas a la policía, en caso necesario.

El teléfono pretende dar un servicio completo para combatir el acoso escolar y cualquiera que conozca casos de abuso podrá denunciarlo de forma anónima. Las llamadas, además de ser gratuitas, no quedan reflejadas en la factura del teléfono, añadiendo esas garantías de seguridad que necesitan aquellos que temen ser descubiertos en su denuncia.

El acoso en su modalidad de "ciberbulling" también tiene cabida en este teléfono, en cuya central tendrá lugar un registro confidencial de los datos de las personas implicadas en el caso de acoso tratado en la llamada:  el que denuncia, el acosado y los presuntos niños bully o acosadores.  Además, se registrará el centro escolar donde se esté perpetrando el hostigamiento.

El ministerio de educación pretende poner freno a una lacra social que, según manifiesta, afecta al cuatro por ciento de los alumnos.  Además de poderse llamar, los usuarios podrán contactar vía mensaje de texto y, en caso de los sordomudos, contarán con una persona capaz de atenderles con el lenguaje de signos.

Lo que a priori parece ser una buena noticia en el avance de la lucha contra el bullying, consecuencia de la aprobación el pasado enero del Plan de Convivencia Escolar no parece, sin embargo, haber convencido a todos. Algunos colectivos, como el Consejo General de la Psicología, recelan de la verdadera cualificación y formación de los receptores de las llamadas, y de otro tipo de intereses económicos.  Por su parte, y desde la Confederación Nacional de Personas Sordas de España (CNSE) temen que los  niños con esta discapacidad pudieran ver comprometida la seguridad.

Sin duda la actuación y desempeño de esta nueva línea telefónica estará bajo la estrecha supervisión de todos aquellos interesados en el tema del acoso escolar.  Por lo pronto y desde la CEAPA (Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos)exigen la actualización del Observatorio para la Convivencia Escolar, una comisión permanente de 21 miembros creada en el año 2007 y que deberían reunirse dos veces al año.