¿A PARTIR DE QUÉ EDAD LES DEJAMOS USAR INSTAGRAM?

Patricia Peyró @kontrolparental

1 de noviembre de 2016

¿A PARTIR DE QUÉ EDAD LES DEJAMOS USAR INSTAGRAM?
Instagram crece cada día y es de las favoritas de los más jóvenes

Si los adolescentes tuvieran que elegir una sola red social, seguramente se quedaran con Instagram, favorita indiscutible de los jóvenes, por encima de Facebook y YouTube, e incluso también de Snapchat, plataforma social de vídeos efímeros muy del gusto juvenil y que ha visto empañada su popularidad desde que Instagram la "copiara" descaradamente a partir de su utilidad "My stories".

Aunque  Instagram se ideó en un principio para centrarse en la fotografía, desde hace tiempo se ha convertido en un lugar de encuentro entre adolescentes, donde se comunican con microchats teniendo como vínculo el atractivo de las imágenes.

Como cualquier otra red social de intercambio de material gráfico, se presta a un uso irresponsable o irreflexivo que puede resultar en un peligro potencial para el menor.  Aunque se observa que los jóvenes lo usan para todo (hablar de sus gustos, sus inquietudes y motivaciones, e incluso de temas del colegio), también existe una minoría que hace un mal empleo subiendo fotos inapropiadas o incurriendo en faltas al derecho a la privacidad o similares.

Llegado el momento en que el niño o adolescente "pide" tener su propio perfil de Instagram, será responsabilidad de los padres iniciarles en el manejo y formándoles en la "ética" de internet respecto a las imágenes que se publican, además de otros temas como la configuración de la privacidad.

Estas son las precauciones que los padres deben tener:

-Los niños menores de 13 años no deberían tener ningún perfil en las redes sociales pero, en el caso de Instagram, sus condiciones generales estipulan los 14 años como edad mínima para abrir una cuenta..

-Los padres deben tener un acceso directo y habitual a la cuenta que maneja el niño para ejercer un control parental responsable y cerciorarse de que el uso que hace el niño no afecte a su reputación o privacidad.

-El perfil social de los niños o adolescentes debe estar protegido en la configuración de privacidad; esto es, cerrado a extraños, de forma que sólo los amigos ya confirmados puedan acceder a la información que el menor.

-Han de existir unas normas consensuadas entre el adulto y el menor sobre el uso apropiado, y en niños y púberes los padres deben tener la contraseña en todos los casos.

-Es importante que los padres gestionen los permisos de tiempo de utilización, puesto que Instagram es una red social que engancha mucho

Guía para padres

Ante las dudas, nada mejor que recurrir a la información oficial facilitada por la propia red social, que ya en el año 2014 realizó su propia Guía para Padres sobre el uso correcto de Instagram.  Nacida con el propósito de aclarar el uso y minimizar los riesgos potenciales de Instagram, es muy útil para formar a padres en cómo proceder en la configuración para asegurar la protección del menor.

Puedes consultarla aquí