Risotto con calabaza y queso de cabra

El risotto es uno de los platos más versátiles, porque basta una pequeña variación en los ingredientes para conseguir nuevos sabores y colores. Atrévete con esta versión de calabaza y queso de cabra

21 de octubre de 2016

Risotto con calabaza y queso de cabra
Puro placer para los sentidos... no puedo decir nada más.

Ingredientes:

2-3 litros de caldo de pollo (según la receta de este libro). No vale el caldo de pollo comprado porque suele tener demasiada sal.
1 kilo de calabaza cortada en rodajas
3 dientes de ajo
Salvia fresca
1 cebolla grande cortada en cubitos
2 ½ tazas de arroz (recomiendo la variedad arborio; si no, cualquiera vale).
1 vaso de vino blanco
1 taza de queso de cabra fresco cortado en trozos
½ taza de piñones tostados
4 cucharadas de cebollino picado fino
Sal, pimienta

Preparación:

Es mejor si preparamos el caldo de pollo el día previo, siguiendo la receta que encontrarás en este libro. Si no, podemos hacer una versión rápida: 2-3 piezas de pollo, un pimiento, dos cebollas, 3 zanahorias, un puerro. Sal, pimienta y unos 3 litros de agua. Hervir de 2 a 3 horas. Quitamos las verduras y el pollo, y reservamos.

En una fuente grande, horneamos 1 kilo de calabaza cortada en rodajas, salpimentadas, 3 dientes de ajo y salvia, hasta que esté blanda. Retiramos del horno. Con una mitad hacemos puré y el resto, lo cortamos en trozos de 1-2 centímetros. Reservamos. Mientras, calentamos el caldo de pollo lentamente hasta que hierva y, también tostamos ligeramente los piñones en una sartén antiadherente.

En otra olla ponemos dos cucharadas de aceite de oliva y freímos la cebolla hasta que quede transparente. Agregamos dos tazas y media de arroz (ojalá arborio), sal y un vaso de vino blanco, cocinamos a fuego medio durante un par de minutos. Comenzamos a agregar el caldo poco a poco, para ir cocinando el arroz. No dejemos que el arroz se pegue o se seque, pero tampoco hay que cubrirlo completamente de caldo. Revolvemos suavemente mientras se cocina para que quede cremoso.

Cuando esté listo el arroz (unos 20 minutos aprox.), agregamos el puré de calabaza y los trozos de calabaza, mezclando bien. Retiramos del fuego, lo ponemos en una fuente y agregamos una taza de queso de cabra fresco cortado en trozos, media taza de piñones tostados en la sartén y un poco de cebollino para decorar. Espolvoreamos con pimienta recién molida. ¡Servir inmediatamente!