Factores para tener una mayor tasa de conversión web

¿Por qué nos interesa? Pues porque podemos tener, por ejemplo, una tienda online que reciba 1000 visitas diarias pero que, al final ninguno de ellos realice la compra

27 de septiembre de 2016

Factores para tener una mayor tasa de conversión web
Analizar tasa de conversión

Sí, el primer paso cuando iniciamos un proyecto online es atraer tráfico a nuestra web, que se consigue con un buen trabajo de optimización. Sin embargo, muchos olvidan la importancia  de la conversión, es decir, que los usuarios que entren en nuestra web realicen el objetivo que perseguimos. ¿Y qué objetivos queremos para nuestra web? Todo depende del tipo de sitio o negocio que sea. Puede que nuestro objetivo sea que el usuario llegue a realizar la compra de un producto o que, simplemente, rellene un formulario.

¿Por qué nos interesa? Pues porque podemos tener, por ejemplo, una tienda online que reciba 1000 visitas diarias pero que, al final ninguno de ellos realice la compra. Un problema, ¿verdad? Pues bien, la tasa de conversión es el dato que nos ayuda a saber si estamos logrando nuestros objetivos. Se calcula dividiendo los objetivos alcanzados entre las visitas que ha obtenido nuestra web en ese periodo y multiplicándolo por cien, ya que se trata de un porcentaje.

Una vez explicado qué es la tasa de conversión, seguro que quieres saber cómo mejorar la de tu página web. Lo cierto es que, aunque hay unos aspectos claves que funcionan para prácticamente todos los negocios, cada nicho tiene sus particularidades. Es necesario que pienses qué buscan tus usuarios cuando entran en tu web y se lo ofrezcas de manera clara y sencilla, destacando tus puntos fuertes como hacen en esta web.

·        En primer lugar, aunque pretendas poner un diseño bonito, intenta que sea sencillo, simple e intuitivo para facilitar la navegación al usuario.

·        Es importante que tenga un diseño responsive, no sólo de cara al SEO (Google penaliza las páginas que no lo tengan), sino porque el tráfico desde móviles está creciendo, y tus clientes querrán poder consultar lo que necesiten también desde su teléfono móvil o tablet. Si no, se irán a la competencia.

·        El lenguaje que utilices en tus textos debe ser sencillo para que todo el mundo pueda entenderte y tengas más posibilidades de que compren tu producto.

·        Procura que tu site sea rápido. La mayoría de las veces los usuarios que se encuentran ante una página que tarda mucho en cargarse la terminan abandonando. Además, Google tiene en cuenta este aspecto y suele penalizar a este tipo de páginas.

·        Evita exigir varios pasos. No importa si buscas que tus usuarios hagan una compra o se registren, no puedes exigir 10 pasos para poder lograr el objetivo, ya que, a mitad de proceso, lo más normal es que acaben abandonando.

·        Actualiza tu página. A los usuarios nos gusta ver que una página renueva contenidos y se preocupa por lo que publica. Es lo mismo que si fuéramos a una tienda física y viéramos que siempre tienen las mismas cosas expuestas.

·        Vigila la ortografía. Si tu web está llena de faltas de ortografía transmitirás una sensación de falta de profesionalidad y un mal servicio a los usuarios.

·        Ten en cuenta que las opiniones positivas de otros usuarios sobre la página jugará un papel importante, ya que un usuario indeciso tiene en cuenta las experiencias positivas de otras personas para realizar la acción. Por ello, si consigues una buena reputación online tendrás una mayor conversión.

·        Destaca los botones que inciten a la acción como "añade a la cesta", "regístrate", etc. De esta manera el usuario tendrá más fácil el camino para llegar hasta el objetivo que persigues y no estará perdido buscando estos botones.

·        Inserta tu información de contacto o de empresa en la cabecera de la página ya que el usuario que lo desee podrá ponerse en contacto contigo para cualquier duda que tenga. Si el posible comprador recibe un buen servicio al cliente, estará más satisfecho y predispuesto a comprar.

·        Añade una página donde expliques quién eres o en qué consiste tu empresa. A los usuarios les gusta tener información y sentirse seguros conociendo por donde navegan.

En definitiva, el éxito de un negocio físico y online no solo depende de una sola característica. Son un conjunto de factores los que hacen posible el cumplimiento de los objetivos planteados, después del esfuerzo y el tiempo dedicado, aunque no siempre el éxito está asegurado. Piensa siempre en tu sector para conseguir nuestros objetivos y aumentar la conversión.