Estrategia omnicanal en el éxito empresarial

Una de las claves para la expansión y éxito de las ventas en las empresas reside en la aplicación de una estrategia de omnicanalidad

20 de septiembre de 2016

Estrategia omnicanal en el éxito empresarial
omnicalidad
Una de las claves para la expansión y éxito de las ventas en las empresas reside en la aplicación de una estrategia de omnicanalidad. Vayan aprendiendo a partir de ahora este complicado nombre que está vinculado íntimamente al marketing comercial, ya que de este novedoso concepto dependerán las compras que realicen desde este preciso momento. Se trata, en definitiva, de combinar el mundo offline con el online, algo que hasta hace pocos años era considerado como prácticamente irrealizable, pero que gracias al dinamismo de las empresas se ha configurado como toda una realidad. No en vano, ya son muchos los usuarios de todo el mundo que ya pueden disfrutar de este nuevo sistema de comercialización.

¿Cuáles son las claves de la onmicanalidad?

Una de las implicaciones de esta estrategia comercial es que es cliente quien manda en la actualidad, o por decirlo de otra forma, impone sus propias condiciones a la hora de formalizar sus compras. Ello supone que las empresas tengan que utilizar y actualizar todos sus departamentos (o canales) para satisfacer esta demanda en el consumo y otros sectores. No siempre es fácil, y con frecuencia se topan con compañías que ven la onmicanalidad más como una amenaza que como una oportunidad. El motivo no es otro que su necesidad para adaptarse a las nuevas tecnologías, un escenario que se da con mayor frecuencia en las pequeñas y medianas empresas, cuando la realidad es otra bien diferente ya que están desperdiciando un importante e innovador nicho de mercado hasta el punto que está perdiendo eficacia comercial frente a sus principales competidores.

Principales efectos en el consumidor

Son las nuevas plataformas digitales las que mayormente están introduciendo este nuevo concepto de marketing a sus divisiones. Con un efecto inmediato al dotar de mayor flexibilidad la decisión de los clientes. No en vano, son los que tendrán en su poder la elección del modo en que desean comprar sus móviles, ordenadores, televisiones, etc. Debido a este importante y decisivo cambio de tendencia en los consumidores, la onmicanalidad se ha convertido en una clara necesidad por parte de las empresas para adaptarse a las verdaderas necesidades del mercado tal y como podemos apreciar incluso en el sector de la cerrajería ( https://reparacionesbarcelona.es/cerrajero-tarragona-24-horas/), suponiendo un reto para que puedan compaginar los diferentes canales, tanto offline como online. Para constatar esta tendencia está el ejemplo de muchos usuarios que han comprado sus productos en formato online, después de haber recibido la información a través de los canales tradicionales.