Pesto

Una de las salsas para pasta más sencillas de preparar, más rápidas y más versátiles. Tanto es así, que también la utilizo para sopas, pollo y ensaladas. Si se guarda en la nevera en un bote de cristal y con un buen chorro de aceite por encima, puede durar 2-3 semanas. Más tiempo, podría oxidarse y coger un punto amargo.

12 de agosto de 2016

Pesto
Uno de mis clásicos pestos es el de hojas de espinaca con un toque de perejil y cebollino.

Ingredientes:

¾ taza de aceite (recomiendo mezclar aceite de oliva con otro más suave, para que el sabor del primero no enmascare el de los demás ingredientes)
1 diente de ajo grande
1 ½ tazas de hojas de albahaca lavadas
Piñones
Sal y pimienta
2 cucharadas grandes de queso en polvo

Preparación:

Ponemos todos los ingredientes en un recipiente muy profundo y mezclamos con la minipimer. Si se quiere hacer a mano, se pica todo muy pequeño y en un mortero se van triturando todos los ingredientes, agregando el aceite poco a poco.

Hay muchas formas de preparar el Pesto, ya sea por tradición familiar o por limitaciones estacionales. Como sabemos, la albahaca fresca no se encuentra fácilmente todo el año. Por ello, he probado a hacer el Pesto con hojas de espinaca cruda, perejil, cilantro (en poca cantidad) y se le puede dar toques especiales con menta, tomillo, laurel o salvia. Es cosa de tener imaginación.

Uno de mis clásicos es el de hojas de espinaca con un toque de perejil y cebollino.