Crêpes de pollo, maíz y bechamel

Este es uno de mis favoritos, porque la mezcla me resulta muy sabrosa y fácil de preparar. Además, cuando cogen ese color dorado en el horno, sumado al sabor de la bechamel, se convierte en un auténtico manjar.

24 de junio de 2016

Crêpes de pollo, maíz y bechamel
Cambia el relleno de las crêpes a tu antojo y disfruta de su versatilidad, dulce o salada.

Ingredientes:

PARA LAS CRÊPES

1 taza de leche entera
1 taza de harina
1 huevo

1 pechuga de pollo entera, deshuesada y limpia
1 bote de maíz dulce
Aceite de oliva
Sal, pimienta

PARA LA BECHAMEL

30 gramos de mantequilla
30 gramos de harina
500 ml de leche

Preparación:

Seguimos la receta básica de las crêpes. Mezclamos los ingredientes en la batidora de vaso. Con la ayuda de un cucharón vamos vertiendo la mezcla en una sartén antiadherente. Movemos la sartén hasta que cubra toda la base. Dejamos cocinar a fuego medio-alto por 2-3 minutos. Cuando se despegue de la sartén y se mueva sin problemas, está listo para darle la vuelta.

Lo podemos hacer con una cuchara de madera, con la mano o, si practicamos, solo con el movimiento de la sartén. Una vez que le damos la vuelta, bastará con un minuto o dos para terminar de cocinarlo. Lo retiramos de la sartén y lo dejamos reposar en un plato mientras seguimos haciendo más crêpes hasta que se acabe la mezcla.

Cortamos el pollo en dados y lo salteamos en el aceite de oliva con sal y pimienta. Una vez que esté cocinado, lo retiramos y mezclamos con el maíz. Dejamos reposar.

Preparamos la bechamel: derretimos la mantequilla en un cazo pequeño. Agregamos la harina de golpe y mezclamos bien con una cuchara de madera. Dejamos que se tueste un poco y comenzamos a agregar la leche poco a poco, mezclando enérgicamente para evitar grumos. Una vez que hayamos incorporado toda la leche, dejamos cocinar 8-10 minutos revolviendo constantemente a fuego medio-bajo. Al final, salpimentamos y comprobamos que esté sabrosa. Retiramos del fuego.

Rellenamos las crêpes con la mezcla de pollo y maíz, agregamos una cucharada de bechamel y enrollamos. Disponemos las crêpes en una fuente apta para horno. Cuando hayamos terminado con todas, cubrimos las crêpes con el resto de la bechamel y horneamos 10-15 minutos para que se dore la salsa. Servimos bien caliente.