Bizcocho de limón y cardamomo

Una mezcla perfecta para las meriendas o para el café. El toque de cardamomo es fantástico, pero hay que tener mucho cuidado con esta especia porque si la utilizamos en exceso es capaz de enmascarar todos los demás sabores, convirtiendo el bizcocho en una mala experiencia...

17 de junio de 2016

Bizcocho de limón y cardamomo
Un pequeño toque de cardamomo, convertirá tu bizcocho de limón en un nuevo y delicado sabor.

Ingredientes:

2 tazas de harina
1 taza de azúcar
1 taza de leche
1 huevo
1 cucharada de mantequilla
La ralladura de 1 limón
1 cucharada de levadura en polvo
3 semillas de cardamomo

Preparación:

Batimos con un tenedor el azúcar con la mantequilla. Agregamos la yema y mezclamos bien. Agregamos la leche, la harina, la levadura en polvo y la ralladura de limón. Volvemos a mezclar.

Aparte, batimos la clara a punto nieve y la agregamos a la mezcla anterior con movimientos envolventes, evitando batir la mezcla.

En una sartén pequeña, tostamos las semillas de cardamomo, retiramos la cáscara y molemos el interior en un mortero o lo picamos muy pequeño con la ayuda de un cuchillo. Lo añadimos a la mezcla anterior.

En un molde apto para bizcocho, previamente enmantequillado o enaceitado (en un trozo de papel de cocina ponemos un trozo de mantequilla y se cubren bien todas las paredes del molde o se agrega un chorrito de aceite y con el papel untamos por todo el molde), horneamos la mezcla durante 45 minutos a fuego medio (180ºC): 20 minutos por abajo y 25 minutos por arriba. ¡Es importante no abrir la puerta del horno durante la cocción, porque el bizcocho se "deshincha"!

Si el horno solo tiene el fuego abajo, se mantiene durante todo el tiempo de cocción.

Una vez pasado el tiempo, apagamos el horno y dejamos dentro unos 5-10 minutos. Sacamos del horno, lo dejamos enfriar y desmoldamos el bizcocho. Ya estará listo para servir.