LOS NIÑOS ESPAÑOLES PADECEN VIOLENCIA FAMILIAR Y CIBERACOSO

Patricia Peyró @kontrolparental

16 de junio de 2016

LOS NIÑOS ESPAÑOLES PADECEN VIOLENCIA FAMILIAR Y CIBERACOSO
Las llamadas al teléfono de ayuda ANAR han aumentado en un 20% respecto al año pasado

Casi a diario leemos o escuchamos titulares reportando casos de acoso escolar o de violencia de género. Menos se habla, sin embargo, de los casos de maltrato a niños que se producen dentro de las propias familias, algo de lo que alertan desde la Fundación ANAR.

"Frente a otros tipos de maltrato como el acoso escolar o la violencia de género,  la violencia intrafamiliar ni se escucha, ni trasciende. Es la gran olvidada a pesar de que cada vez se producen más casos  de niños, niñas y adolescentes que en muchas ocasiones la sufren diariamente y desde hace más de un año", señala el director de Programas de ANAR, Benjamín Ballesteros.

De comunicar esta situación se ha encargado la propia fundación con la presentación de su informe con los datos correspondientes al año 2015, el cual constituye una exhaustiva radiografía del los principales problemas que afectan a la infancia y la adolescencia en España, y que este año alerta de los casos de violencia ejercidos en el hogar, y del incremento del acoso escolar y las autolesiones entre adolescentes.

Más casos de maltrato contra los menores de edad en el entorno familiar -maltrato físico, psicológico, abusos sexuales y abandono-, así como de acoso escolar, de violencia de género e incremento de las llamadas sobre ideación suicida y autolesiones son algunas de las tendencias detectadas en este informe presentado recientemente por Benjamín Ballesteros, director de Programas de la Fundación ANAR, y Leticia Mata, directora del Teléfono ANAR.

El acoso y el ciberacoso: una constante en los colegios

Las nuevas tecnologías contribuyen a perpetrar y aumentar el asedio, que encuentra en las TICS un nuevo y potente escenario en el que ejercer la violencia entre iguales.  Los resultados destacan que en los últimos años se ha producido un aumento progresivo de las llamadas de auxilio realizadas por motivo de acoso escolar y de violencia de género entre adolescentes. En la mayoría de estos casos, la violencia o parte de ella se ejerce mediante el uso de nuevas tecnologías.  Desde la entidad, explican el aumento del ciberbullying en base a la facilidad y a la impulsividad adolescente:  "los agresores actúan con impulsividad, sin pararse antes a pensar y refugiándose en el aparente anonimato que las nuevas tecnologías aportan".  Además, afirman que los menores "no suelen ser conscientes del daño que están produciendo ni de que sus acciones pueden llegar a tener una responsabilidad penal".

A lo largo del año 2015, ANAR atendió  573 casos de acoso escolar, frente a los 328 de  2014, lo que supone un incremento del 75%.  Asimismo han advertido un inquietante crecimiento de casos relacionados con ideación e intento de suicidio y autolesiones, fenómeno que se está convirtiendo en una preocupante tendencia entre los adolescentes y que se ve favorecida por la exhibición a través de internet.

La Fundación ANAR, también presente en Chile, Colombia, México y Perú se dedica, desde 1970, a la promoción y defensa de los derechos de los niños y adolescentes en situación de riesgo y desamparo. 

Puedes descargar el informe completo  aquí.