¿POR QUÉ ENGANCHA TANTO INSTAGRAM?

Patricia Peyró @kontrolparental

9 de junio de 2016

¿POR QUÉ ENGANCHA TANTO INSTAGRAM?
Instagram es una de las redes sociales que produce mayor adicción

Instagram es una de las redes sociales más populares.   Basada en la publicación de fotos que se etiquetan por temas, consigue conectar a gente de todo el mundo en base a intereses o, simplemente, al gusto por la fotografía y por lo estético.  La industria de la moda invierte millones en esta red social, ya que las firmas buscan personas con miles de seguidores para lanzar sus productos. ¿Cómo es posible que enganche tanto esto de las fotos?

La adicción a internet, al móvil y a las redes sociales a nivel general es un tema bien conocido.  Pero, ¿por qué Instagram  genera, en cuestión de días, una notable adicción? Nir Eyal,  profesor de la Universidad de Stanford (California) parece haber dado con las claves y nos lo cuenta en su libro "Enganchados" (Hooked:How to Build Habi-Forming Products)

El autor busca una explicación al hecho de que unos productos funcionen (o incluso arrasen), captando de inmediato nuestra atención, mientras que otros languidecen en el intento.  La clave del éxito, según explica, está en generar en el usuario un hábito, e incorporarlo a sus rutinas, de forma que le resulte difícil prescindir de él una vez lo conoce.

Los jóvenes encuentran en Instagram una de sus Apps sociales favoritas, prefiriéndola al Facebook, que es un poco "de padres" y para una generación diferente a la suya, hasta el punto de haberse observado un traspaso natural de usuarios juveniles a Instagram, la favorita del 76% de los adolescentes, según la encuesta de preferencias de consumo llevada a cabo por Piper Jaffray.

Instagram: una forma de convertirnos en "fotógrafos"

El profesor Nir Eyal, especializado en la psicología de las nuevas tecnologías, explica que Instagram cuenta con dos focos importantes para generar adicción:

-Por un lado, los usuarios sienten la ansiedad de perder ese momento para siempre si no lo reflejan y lo hacen público

-Por otro, el hecho de hacer fotos es en sí mismo adictivo, al contar Instagram con muchas herramientas de edición que facilitan un procesamiento de la imagen que lleva a unos resultados "semi-profesionales", convirtiéndose en un reto el ir mejorando cada día y obteniendo imágenes de apariencia cada vez más profesional.

-El fenómeno de los "Likes" constituyen un poderoso refuerzo que nos lleva a alimentar nuestro ego, así como las ansias de seguir captando más y más atención y admiración social.

No soportamos el sentimiento de soledad

Otros componentes de la adicción serían compartidos por otras redes sociales y que nos llevan a estar permanentemente conectados hasta el punto de no tolerar el estar solos. Así lo explica Carlos Hernández, publicista y experto en márketing digital y profesor del Centro Universitario Villanueva"No toleramos el sentimiento de estar solos. Compartimos continuamente, leemos continuamente, interactuamos continuamente".  Incluso la compañía real y física han dejado de ser suficiente: "Aunque esté con alguien físicamente, además debo estar presente a nivel digital en las redes sociales", expone el académico, necesidad que, por otra parte, nos lleva a  menospreciar la presencia del otro consultando nuestros dispositivoen lugar de atender y centrarnos en nuestro acompañante en dentro del grosero fenómeno conocido como phubbing.