THEBUDDYTOOL, JUEGO INFORMÁTICO PARA DETECTAR EL ACOSO ESCOLAR

@kontrolparental

28 de abril de 2016

Con un sencillo juego averiguamos lo que realmente sucede en clase y si existe bullying

Uno de los principales problemas para terminar con el acoso escolar radica en su detección:  los niños no lo quieren contar, y existe una ley del silencio que dificulta su denuncia.  TheBuddyTool podría ser esa herramienta que faltaba para que sean los propios niños los que hablen y cuenten lo que pasa de una forma anónima y a través de un sencillo juego de ordenador. 

Cómo funciona

Siendo una poderosa herramienta de evaluación para detectar el acoso, para los niños es simplemente un juego que realizan en el ordenador con la que se consigue una "radiografía social" del aula:  ¿Existe algún niño maltratado o a quien dejan de lado?  Si es así, ¿quién es?  ¿Quiénes son los líderes sociales y emocionales en los que podríamos apoyarnos?

Con TheBuddyTool, a través de su software on-line, los niños responden de forma anónima a estas y otras cuestiones que los niños no se atreven a verbalizar. 

En poco más de 10 minutos, y en una prueba grupal que dirige el profesor, los resultados no se hacen esperar:

-Identifica los casos de acoso generando una cultura de rechazo

-Funciona realizando una evaluación contínua proactiva en lugar de reactiva.

-Su sistema pionero mide y coloca a los alumnos en el centro del sistema de prevención con un mensaje de tolerancia cero.

-Es una prueba creada en base a estudios de Universidad Complutense de Madrid para detectar el acoso escolar a partir de los 7 años

-El programa mide indirectamente la sinceridad del niño para reforzar la fiabilidad y validez del test

Por qué TheBuddyTool

La ley del menor prohíbe el bullying y el ciberbullying.  A finales de julio del verano pasado se publicó la nueva Ley Orgánica de modificación del sistema de protección a la infancia y adolescencia, un documento jurídico con el que se busca la legislación de temas vinculados a los menores de edad, bajo el prisma de la protección de éste.  En última versión modificada se incluye la prohibición expresa de la práctica del acoso escolar y el ciberbullying

Las consecuencias más importantes de esta modificación son que los delitos por bullying serán juzgados por la vía penal, y no por la via civil. Esto quiere decir que ahora, más que nunca, los colegios deben evitar en la medida de lo posible casos de acoso escolar que podrían ser denunciables a título personal a personal del centro, como puedan ser los directores o los maestros.