Crumble de manzana

Este ha sido un agregado reciente a la lista de platos recurrentes. Gracias a mi familia política descubrí el crumble, que es una masa migosa y crujiente que recubre una buena dosis de fruta. El resultado es impresionante y es muy sencillo de preparar. Uno de los buenos datos provenientes de la cocina inglesa...

11 de abril de 2016

Crumble de manzana
Un postre para golosos, que puedes comer solo o acompañado de una maravillosa bola de helado de vainilla con nueces de macadamia... ¡Feliz semana!

Ingredientes:

1 kilo de manzanas golden peladas y cortadas en trozos
El zumo de medio limón
130 gramos de azúcar moreno
Canela en polvo
Una pizca de clavos enteros (la especia, por supuesto)
75 gramos de mantequilla cortada en dados
175 gramos de harina
2 cucharadas de té de levadura en polvo
120 gramos de almendras picadas

Preparación:

Ponemos las manzanas en una fuente apta para horno, rociamos con el zumo de limón, 2 cucharadas grandes de azúcar, una pizca de canela y una pizca de clavos. Reservamos.

Aparte, con las manos mezclamos en un bol la harina, la mantequilla, la levadura en polvo, una pizca generosa de canela y el resto del azúcar. Después añadimos las almendras y volvemos a mezclar bien, como haciendo migas con la mezcla. Este es el verdadero secreto del Crumble, la masa "migosa" que después de hornear queda crujiente y sabrosa.

Vertemos esta mezcla sobre las manzanas reservadas, aplastamos bien con los dedos y horneamos durante 40-45 minutos a 190ºC o hasta que la masa esté dorada y crujiente.

Servir templado o frío. Se puede acompañar de helado de vainilla o servir solo. Los ingleses lo acompañan de custard, una crema de vainilla simplemente deliciosa (se puede encontrar en la sección internacional de grandes supermercados). También se puede servir con natillas de vainilla...

Nota: si tienes la suerte de contar con una tienda de productos ingleses o americanos y encuentras ruibarbo en almíbar, reemplaza las manzanas por el ruibarbo (Rhubarb en inglés). El resultado es espectacular. También se pueden mezclar ambos a partes iguales.