Empanada de espinacas y queso feta

Su nombre original es Spanakopita y, como casi todas las recetas tradicionales, tiene múltiples variaciones según cada poblado o, incluso, cada familia. Para hacer esta receta, he escogido lo mejor de cada casa y el resultado es espectacular.

8 de abril de 2016

Empanada de espinacas y queso feta
Una espectacular receta griega para lucirte en la cocina. Su sabor es inigualable...

Ingredientes:

500 gr. de masa filo
200 gr. de queso feta
3 huevos
1 kilo de espinacas frescas o ½ kilo de espinacas congeladas
2 cebollas grandes peladas y picadas en cubos pequeños
½ taza de perejil o cilantro fresco picado
2 cucharadas de eneldo fresco picado
½ taza de piñones
80 gr. de mantequilla
Sal, pimienta, nuez moscada
3 cucharadas grandes de aceite de oliva

Preparación:

Calentamos el aceite de oliva en una cacerola grande y ponemos la cebolla a freír. Cuando comience a ponerse transparente, bajamos el fuego, tapamos la olla y la dejamos unos minutos más.

Si la espinaca es fresca, la lavamos cuidadosamente y la dejamos escurrir sobre un colador. La agregamos a la cacerola con la cebolla, las mezclamos y tapamos, para rehogarlas juntas. Una vez que la espinaca esté blanda, retiramos del fuego y si hay exceso de líquido lo escurrimos con la ayuda de un colador. Por el contrario, si la espinaca es congelada, seguimos las instrucciones del fabricante y, una vez descongelada, la mezclamos con la cebolla previamente frita y las salteamos en una sartén con una cucharada de aceite de oliva.

En un bol, desmenuzamos el queso feta con la ayuda de un tenedor y lo mezclamos con las espinacas. Agregamos sal, pimienta, media cucharadita de nuez moscada, el eneldo, el perejil o el cilantro, los huevos previamente batidos y los piñones. Volvemos a mezclar bien y reservamos el relleno.

Derretimos la mantequilla en el microondas (la ponemos a potencia media unos 35-45 segundos o hasta que esté líquida), porque así será más fácil trabajar con ella. En una fuente apta para el horno, previamente enmantequillada, disponemos una capa de masa filo que pincelaremos con mantequilla. Repetiremos el proceso hasta que la base de la fuente esté bien cubierta y hayamos utilizado unas 6-7 láminas de masa filo, sin olvidar de pincelar cada una de ellas con la mantequilla derretida.

Disponemos el relleno de espinacas sobre toda la base y cubrimos con otras 5-6 láminas de masa filo, también pinceladas con mantequilla, una por una.

Precalentamos el horno a 190ºC y una vez que alcance la temperatura, introducimos nuestra empanada por unos 40 minutos, hasta que se haya dorado por encima. Retiramos del horno. Es mejor esperar a que se enfríe para cortarla en trozos. Servir a temperatura ambiente.