Pastel de choclo (maíz)

Es uno de los indispensables en la cocina chilena y de cada verano en el hemisferio sur. Ya en noviembre comenzábamos a acosar a mi madre preguntándole cuándo saldrían los choclos para el pastel: tiernos, firmes y grandes. Pero la verdad es que su mejor época es en febrero. El maíz congelado, en cambio, es una buena opción para cualquier época, pero quien lo haya probado con el maíz fresco notará una clara diferencia en la textura. De cualquier forma, el resultado es simplemente espectacular.

1 de abril de 2016

Pastel de choclo (maíz)
El pastel de choclo es una delicia de la cocina chilena y de otros países de Latinoamérica

Ingredientes:

1 kilo de maíz en granos descongelado
2 cebollas grandes
2 zanahorias ralladas
500 gr. de carne picada
1 rama de albahaca fresca
Azúcar
Sal, pimienta y comino
Pasas
Aceitunas negras sin hueso
2 huevos duros
1 taza de leche
Manteca de cerdo

Preparación:

Hacemos un sofrito con la cebolla picada en cuadritos, la carne picada bien sazonada con pimienta y comino, y las zanahorias ralladas, y agregamos una pizca de sal. Una vez que la carne esté cocinada, retiramos del fuego y dejamos reposar.

Molemos el maíz y la albahaca junto con la leche en una batidora de vaso hasta que se forme una pasta.

Ponemos esta pasta en un cazo y calentamos a fuego suave durante una hora, revolviendo constantemente para que no se pegue. (Esta parte de la receta es, quizás, la más laboriosa de todo el libro).

Ahora, hay que montar el pastel. En una fuente grande (ojalá de barro), poner el sofrito de carne en la base. Cortar en rodajas finas los huevos duros y distribuir por toda la fuente. Hacer lo mismo con un puñado de aceitunas negras y de pasas.

Vertemos encima la mezcla de maíz y espolvoreamos con azúcar (unas 2-3 cucharadas grandes). Ponemos en el horno a 180º unos 30-40 minutos, hasta que la superficie del azúcar esté dorada y se haya caramelizado.

Servimos muy caliente. Se puede acompañar con una buena ensalada de tomates con cebolla y perejil o cilantro (ensalada a la chilena).