Bizcocho Victoria de lima y mermelada de naranja

Esta receta es un adelanto exclusivo de mi nuevo libro, Tomás en la cocina: ¡A comer! Si quieres saber más del proyecto, puedes ir a www.tomasenlacocina.com.

28 de marzo de 2016

Bizcocho Victoria de lima y mermelada de naranja
Una deliciosa y sencilla tarta de sabores cítricos y textura inigualable.

Ingredientes:
175 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
175 gramos de azúcar
3 huevos medianos a temperatura ambiente
½ cucharadita de extracto de vainilla o de almendra
175 gramos de harina bizcochona (con levadura)
1 cucharadita de levadura en polvo

Relleno:
75 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
150 gramos de azúcar glas
1 cucharada de ralladura de lima
1 cucharada de zumo de lima
150 gramos de mermelada de naranja

½ taza de pistachos pelados y picados

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC y enaceitamos y forramos con papel de hornear dos moldes de tarta de 17 centímetros o uno de 20 centímetros.

En un bol, batimos con la batidora de varillas la mantequilla y el azúcar, hasta conseguir una textura suave y cremosa. Añadimos los huevos previamente batidos con un tenedor, poco a poco, y seguimos batiendo, incorporando el extracto de vainilla (o de almendra) hasta mezclar bien.

Tamizamos la harina y la levadura en polvo sobre la mezcla, e incorporamos con la ayuda de una espátula, sin revolver enérgicamente. Una vez que la mezcla esté homogénea y sin grumos, la dividimos en dos moldes (o la ponemos en uno de 20 centímetros) y llevamos al horno precalentado por unos 25 minutos.

Pasado el tiempo, apagamos el fuego y los dejamos reposar unos 15-20 minutos. Después, retiramos los bizcochos del horno y dejamos enfriando sobre una rejilla. Así evitaremos que se puedan bajar en exceso. El único cuidado que debemos tener es el de que no se dore en exceso.

Una vez fríos, prepararemos el relleno (buttercream). Mezclamos la mantequilla con el azúcar, la ralladura y el zumo de la lima, hasta conseguir una pasta suave y homogénea, pero firme. ¡Nunca debemos aplicar esta mezcla sobre el bizcocho caliente, porque el calor derretirá la mantequilla y será todo un desastre!

Si tenemos dos bizcochos, los uniremos por las bases, por lo tanto pondremos uno de ellos al revés y lo untaremos por la parte plana con el buttercream. Si es uno solo, con cuidado lo dividiremos en dos y retiraremos la parte de arriba y reservaremos, para después proceder a poner nuestro buttercream en la parte de abajo.

Sobre el buttercream pondremos una buena capa de mermelada de naranja (amarga o dulce, a vuestro gusto) y pondremos el segundo bizcocho o la parte de arriba para terminar nuestro bizcocho Victoria.

Para darle un toque final, podemos espolvorearlo con azúcar glas. Lo mejor es verter el azúcar sobre un colador o tamiz fino, y espolvorearlo delicadamente. Añadimos los pistachos picados y ya está.