APPS CONTRA LA ADICCIÓN AL MÓVIL

Patricia Peyró @kontrolparental

19 de noviembre de 2015

APPS CONTRA LA ADICCIÓN AL MÓVIL
Según el barómetro del CIS, consultamos el móvil 150 veces al día

No es ningún secreto que los españoles estamos enganchados al móvil.  En concreto, pasamos hasta 33 horas a la semana entretenidos con el smartphone, ya sea gestionando las redes sociales sociales, con la mensajería instantánea y el correo electrónico, o con sus distintas Apps. Son los resultados de un reciente estudio de la OCU, que además afirma que es un mal reconocido por sus afectados, que en su mayoría se consideran personas dependientes del móvil.

Decimos "dependientes" como si pudiera tratarse de una droga, porque en realidad las personas enganchadas al móvil activan en su cerebro los mismos mecanismos neurológicos que cualquier otra droga.  Es un hábito que genera, al igual que ésta, un síndrome de abstinencia a aquellos que, por una razón ajena a su voluntad, se separan de su dispositivo.  Para dar razón de esta dolencia, perniciosa para la salud en la medida en que afecta negativamente a las relaciones sociales y fomenta el sedentarismo, se habla de la "nomofobia", o ese miedo irracional a no disponer del móvil siquiera un momento.

A pesar de reconocemos el "estar enganchados, no lo tomamos con una verdadera adicción y no somos conscientes del problema, tal y como explican expertos en drogodependencias:  la mayoría de los que terminan pidiendo ayuda lo hacen impulsados por sus parejas, hartas de discutir por este motivo, y preocupadas por presenciar la dejadez de sus familiares en materias tan importantes como el trabajo o el estudio.

Afortunadamente para los tecnoadictos, existen algunas asociaciones que sí se preocupan de fenómenos sociales como la nomofobia o el phubbing (ningunear a tu acompañante mirando el móvil).  Un ejemplo es el  centro AUPA  de Madrid, en el que tratan las adicciones conductuales vinculadas a las nuevas tecnologías como cualquier otra droga, dándoles fundamentalmente un tratamiento de falta de "control de impulsos", como explica su subdirectora la Dra.  San Román.

Paradójicamente también existe la tendencia de desengancharse de las tecnologías usando la propia tecnología. Estas son las Apps con las que aprender a desengancharte del móvil:

Face Up permite tomar conciencia de la adicción, evaluarla, y además da las pautas para tratarla.

Checky-App   te permite responder a una pregunta clave: " ¿Cuántas veces al día consultas tu móvil?"  Activando su contador diario pronto lo descubriremos y quizá tomemos medidas al respecto.

Forest-App  es ideal para los que necesitan ver sus esfuerzos reconocidos, y recompensa el poco acceso al móvil del usuario creando un bosque a partir de una semilla que va creciendo cada 30 minutos que pasamos sin consultar el Smartphone.

Break Free nos permitirá, al más puro estilo Queen, liberarnos del enganche generando estadísticas detalladas y proponiéndonos retos para minimizar el consumo tecnoadicto.