Personalidad y excelencia en los vinos del Bierzo

Siglos de historia en el cultivo del vino ligado a un suelo muy singular con climas encontrados y terruños especiales y 26 años como Denominación de Origen es lo que precede a la evolución de los últimos años en los vinos del Bierzo. La personalidad de su tinta Mencía y de la blanca Godello afrontan un futuro prometedor.

5 de noviembre de 2015

Personalidad y excelencia en los vinos del Bierzo
Viñedos de la D.O. Bierzo

Su especial ubicación como zona de paso entre la costa y el interior (El Bierzo se encuentra en la provincia de León situado en el noroeste de la Comunidad de Castilla y León), en una extensión que abarca casi 3.000 km2, y con 21 municipios adscritos a esa Denominación de Origen -algunos tan conocidos como Arganza, Bembibre, Cacabelos, Molinaseca, Ponferrada, o Villafranca del Bierzo-, nos demuestra cómo el hombre ha sabido vivir en armonía con la naturaleza y esto se refleja claramente en sus vinos.

Peregrinos caminando por los viñedos de la D.O. Bierzo

Ese vínculo hombre-naturaleza se ve en el cultivo de las distintas variedades inscritas en la D.O. Bierzo (Mencia, Garnacha tintorera, Godello, Doña Blanca, Palomino y Malvasía)que todavía se realiza de forma mayoritariamente tradicional, en vaso, un sistema en el que la mayor parte de las labores hay que hacerlas de forma manual. El cultivo en vaso es referente de cepas longevas, protagonistas imprescindibles en la calidad de estos vinos.

El Bierzo es tierra de Mencía, la uva local de la comarca con una producción muy superior al resto de variedades. Representa aproximadamente el 74,5% de la producción de uva calificada y es la variedad principal para la elaboración de tintos y rosados. Su mosto es rojo granate, con un elevado contenido en azúcares y equilibrado, dando como resultado vinos aromáticos y afrutados, de intenso color y con gran capacidad para la crianza. También se utiliza para la elaboración de vinos rosados, igualmente aromáticos y afrutados pero más ligeros.

Sin embargo, de los 2.400 viticultores adscritos a la DO muchos de ellos siguen apostando poco a poco por la variedad Godello. Este año se ha superado por primera vez el millón de kilogramos de esta uva, cada vez más demandada en el mercado. Sus vinos denotan un color amarillo verdoso con reflejos pajizos y perfumados, y tienen más cuerpo que el resto de blancos elaborados con otras variedades diferentes.

Los vinos rosados tienen un espacio propio en la D.O. Bierzo. Se elaboran con al menos un 50% de uva Mencía. Son vinos frescos y brillantes, de colores claros entre el rosa y el rojo, y con un sabor armonioso.

La vendimia de este año ha finalizado con más de 16 millones de kilos de excelente calidad que auguran una buena evolución de sus vinos a lo largo del tiempo.

La buena calificación de sus cosechas en los últimos años pudo recordarse de nuevo el pasado 27 de octubre en el Círculo del Palace (Hotel Palace) de Madrid. Añadas de excelente calidad y también novedades en una jornada de mañana y tarde en la que participaron 37 de las 73 bodegas adscritas a la denominación, y que contó con la asistencia de la actual presidenta del Consejo Regulador, Misericordia Bello.

Algunas referencias de la D.O. Bierzo

Más del 62% de los viticultores del Bierzo están asociados a cooperativas, lo cual refleja un claro interés por comercializar su fruto y una garantía de control de la calidad de la uva por parte de éstas. De forma paralela y progresiva han surgido bodegas independientes, que cultivan, elaboran y comercializan marcas de gran calidad que se han convertido en referentes de los vinos de esta DO. Allí pudimos ver entre las bodegas participantes nombres que han marcado un camino certero en este tiempo, como Losada Vinos de Finca, Luna Beberide, Dominio de Tares, Pittacum, Casar de Burbia, Martin Códax, Bodegas Estefanía...

Y en mi selección particular dentro de las novedades presentadas me quedo con los vinos de la bodega Aurelio Feo Viticultor. El más joven de sus vinos, Cruz de San Andrés, elaborado con Mencía 100% y con un leve paso por barrica, con una edad del viñedo entre 70 y 100 años, es un claro ejemplo de las cosas bien hechas en El Bierzo. Rojo picota intenso con ribete violáceo, potente y franco en nariz con notas florales sobre un fondo mineral y recuerdos ahumados con final especiado, persistente en boca.

Botellas Aurelio Feo Viticultor

Dicen que las cosas importantes deben tener un buen comienzo y Buencomiezo, en San Andrés de Montejos, es el paraje del que procede y toma nombre otro de sus vinos. Un vino redondo, equilibrado y en plena madurez. Viñedos de más de 100 años de los que salen este picota intenso con ribete granate. Frutas del bosque confitadas, tostados, regaliz negro y un final de chocolate negro y bombón de licor. Aterciopelado y redondo.

Su Montelios, del que sólo elaboran 750 botellas, se cría durante 18 meses en roble francés. Con una nariz fina y compleja: Mineral, tinta china, hinojo, sándalo, especias, incienso, tabaco... con un postgusto goloso, largo y sutil.

Son algunos de los muchos ejemplos que podrían caber cuando hablamos de los vinos de El Bierzo. Mencías para acompañar a carnes rojas, caza, quesos curados o ese afamado Botillo del Bierzo, Godellos para comenzar en el aperitivo y seguir a platos de pescados y aves y sus rosados para acompañar a pastas y quesos suaves. Vinos, en suma, para disfrutar con tiempo y detenimiento en buena compañía.