Qué hacer esos días en los que no te encuentras bien

Hay días en los que una se levanta fatal, sin ganas, cansada, con algún problemilla de salud  (sin importancia pero molesto  como en mi caso las alergias)  y que no te ves bien. A mí, esos días solo me apetece cuidarme y dejar que me mimen. No siempre puedo, pero sí pudiera, cuando estoy así, para levantarme el ánimo este sería mi plan:

29 de septiembre de 2015

Qué hacer esos días en los que no te encuentras bien
Tristeza, mal día

Empezaría el día en el nuevo centro "The Calm Beauty by Carolina Castro" en la calle Juan Bravo de Madrid.  Carolina de Castro en una experta en belleza formada, entre otros lugares, en las escuelas de Shiseido Japón y Carita Paris, también ha vivido en Corea y con esfuerzo y dedicación ha convertido su hobby en su profesión.  Su lema es la serenidad , tratar la belleza externa y el bienestar interno. En su centro cuenta con las terapias de rincones tan exóticos como Hawai, Vietnam, Japón, Marruecos o Corea.

El máximo dela felicidad sería empezar con un tratamiento facial como el Deep Intraceutical para eliminar toxinas y limpiar la piel en profundidad, después el Citrus Revival para despertar e iluminar el rostro. A continuación un Ritual Multisensorial Coreano 'Viaje al Volcán de Jeju'Más" con beneficios a nivel muscular, dérmico y anímico. Se trata de un masaje energético con piedras volcánicas calientes, que relaja , reequilibra las energías y ayuda a la renovación dérmica.

Ya fuera de la cabina una manicura y pedicura vietnamitas  a 4 manos súper relajante y un diseño de cejas que incluye depilación con hilo. Sólo de escribirlo ya me encuentro mejor. Los precios están súper ajustados y la calidad de los servicios que ofrecen es excelente. Por último me encanta su filosofía eco-friendly y pro natural respetando el comercio justo. The Calm Beauty by Carolina Castro cambia cuaqluier estado anímico negativo en positivo.

Al salir de allí me iría a la Clínica Mira + Cueto donde la Dra Mar Mira o Sofía Ruiz del Cueto tratan a su pacientes como si fueran de la familia, con un cariño y un amor que hace que las quieras desde el primer día que las conoces. Les pediría que me asesoraran con algún tratamiento que le devuelva a mi piel la tensión, eso de que todo se cae es odioso. Ellas ven las caras como nadie, saben justo lo que tu rostro necesita y  qué puntos tocar para rejuvenecer con unos toquecitos. A mí me parece que hacen magia, pero es medicina. 

Seguiría la tarde en mi quiropráctico que me reajusta el cuerpo entero. La quiropráctica se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de las alteraciones del sistema músculo-esquelético, y de los efectos que producen estos desórdenes en la función del sistema nervioso y en la salud en general. El tratamiento es fundamentalmente manual, siendo característica única el ajuste vertebral manual específico. Pone especial énfasis en la capacidad inherente de curación del organismo y en el predominio del sistema nervioso en relación con los demás sistemas en cuanto al control del equilibrio general del cuerpo. Mi quiropráctico es Gonzalo Vidal en la Plaza de la Independencia de Madrid, y es el mejor, así de claro. A mi me ha cambiado la vida, AQUÍ os explico por qué.

Y antes de irme a casa me pasaría por una tienda Sephora porque allí te dejan toquetear todos los productos: maquillaje, cremas de cara, cremas de cuerpo, perfumes, geles y todo lo que necesitas para estar guapa.También hay escuela de maquillaje, bar de belleza, bar de cejas... Además cuentan con marcas exclusivas que hacen que ir a Sephora sea  una experiencia divertida, lujosa y que te hace sentir única. Ah y lo mejor es que en cada compra te regalan un montón de muestras y detallitos.Os recomiendo la línea de maquillaje de Marc Jacobs y en breve, a mediados de Octubre, la marca de maquillaje de Kat Von D.

Y al llegar a casa rodearme de los productos de la marca sueca L:A Bruket. Cosmética artesana, orgánica y ecológica. Todos son productos están llenos de beneficios para nuestra piel y nuestra mente y son unisex. Cuentan con una línea facial, corporal, cabello, hogar y spa. Y son muy variados porque tienen aceites, lociones, cremas y mascarillas, sales de baño, jabones, velas o detergentes, todos libres de sustancias artificiales y elaborados a mano para mantener intactas las propiedades de sus ingredientes -algas, plantas medicinales, aceites esenciales, vegetales en crudo-.  Todos sus envases son reciclables sus aromas herbales poseen  efecto terapéutico. Así que encendería algunas de sus velas aromáticas como la de roble negro, pomelo, cilantro y tabaco. Me aplicaría en el pelo un spray de sal marina y pepino y en las manos la crema de citronella. Bueno me pondría todo porque la mascarilla de arcilla blanca tiene una pinta maravillosa. Una marca ideal que por fin está en España.

Mientrás disfruto de los aromas de LA Bruket tomaría algo ligero para meterme en la cama cuanto antes a descansar y pensar que "mañana será otro día" muchísimo mejor.  Besos y os espero en Instagram @katiarocham