Los negocios online también necesitan del coaching grupal

No debe olvidarse el bienestar cotidiano de los empleados ya que el día a día es la base de un trabajo productivo. Por esta razón, los pequeños detalles pueden suponer una gran diferencia que haga más efectivo el coaching de grupo.

15 de septiembre de 2015

Los negocios online también necesitan del coaching grupal
Coaching grupal
El coaching grupal se viene desarrollando en las empresas como un método altamente efectivo para potenciar la productividad de los trabajadores y animarlos a implicarse activamente en el progreso del negocio aportando lo mejor de sí mismos y favoreciendo al grupo sobre la individualidad. Se trata de un sistema de mejora de la actitud que prima el ambiente agradable entre los equipos de trabajo y orienta a los participantes hacia un sistema más efectivo en el desarrollo laboral en el cual el trabajo conjunto es la clave del éxito.

Si bien es cierto que se tiene una imagen clara de empresa moderna e innovadora cuando se habla de coaching grupal, también es verdad que se suele dejar a un lado a las empresas online. Nada más lejos de la realidad, este tipo de sociedades o comercios que desarrollan su actividad y ofrecen sus servicios a través de Internet también pueden beneficiarse notablemente de las ventajas del coaching mejorando significativamente su productividad.


Desarrollar actividades en el exterior formando equipos entre los trabajadores es uno de los sistemas que más éxito presenta. Ligas deportivas en las cuales se favorezca el trabajo en equipo serán una buena forma de plantear objetivos comunes, formar un grupo unido y potenciar las relaciones interpersonales con una especial atención puesta en la creación de lazos y la compenetración de los participantes. El componente de diversión hará que los empleados se impliquen y deseen repetir la experiencia.

En un sentido similar, los eventos sociales son también un método para crear lazos entre empleados y conseguir que estos tengan una visión más amable del trabajo. Siempre atendiendo a las necesidades de cada trabajador, así como a su conciliación familiar, este tipo de actos de carácter social no debe imponerse de forma autoritaria. La clave está en la implicación y el carácter lúdico del evento.

No debe olvidarse el bienestar cotidiano de los empleados ya que el día a día es la base de un trabajo productivo. Por esta razón, los pequeños detalles pueden suponer una gran diferencia que haga más efectivo el coaching de grupo. Ofrecer, siempre que sea poslbe, cierta flexibilidad horaria a los empleados es una forma de favorecer la comodidad y bienestar de los mismos. También puede resultar determinante la disposición de una pequeña zona de descanso donde los trabajadores puedan desconectar durante unos minutos y retomar su actividad con más energía. Una decoración agradable de esta zona, lecturas ligeras para pasar unos minutos y algo para tomar y reponer energías serán elementos que los empleados agradecerán. Es recomendable seleccionar los productos pensando en la productividad, así, se puede dar la oportunidad de tomar café verde con jengibre a los trabajadores para favorecer la circulación sanguínea hacia el cerebro y potenciar su capacidad de concentración. 

Después de un leve pero merecido descanso, los empleados podrá comenzar de nuevo su actividad con toda la fuerza y energía renovadas. Al mismo tiempo, los momentos de ocio y sociabilización con los compañeros favorecerá la unidad y compenetración del grupo.