UN NUEVO INFORME DEFIENDE EL USO TEMPRANO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA EL DESARROLLO INFANTIL

Patricia Peyró @kontrolparental

9 de julio de 2015

UN NUEVO INFORME DEFIENDE EL USO TEMPRANO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA EL DESARROLLO INFANTIL
Un uso responsable y supervisado de las nuevas tecnologías beneficia al desarrollo del niño.

El uso temprano y controlado de las TIC es beneficioso para los niños.  Esa es la conclusión de un estudio realizado en el Hospital Sant Joan de Déu, que acaba de presentar sus conclusiones en Faros   http://faros.hsjdbcn.org/ , portal de promoción de la salud y el bienestar infantil.  Es su noveno informe sobre el uso de las nuevas tecnologías en menores de edad, y en él analizan tanto los riesgos como los beneficios de su uso por niños y adolescentes.

El informe, elaborado por un equipo multidisciplinal de profesionales en materia de salud, educación y tecnología se titula "Las nuevas tecnologías en niños y adolescentes. Guía para educar saludablemente en una sociedad digital", y aporta información acerca de los consumos realizados por los más jóvenes, así como una guía en forma de decálogo con recomendaciones de uso saludable para que los padres puedan aplicar en sus hijos.

Los autores del informe aseguran que un uso responsable, educativo, creativo y supervisado puede resultar muy beneficioso para el desarrollo del niño en la medida en que le ayudará a formarse en las competencias que requiere el mundo actual, en el que las TIC son una realidad tangible que nos es puede pasar por alto. Además, su empleo controlado les ayuda a desarrollar su capacidad analítica y observación, además de aprender a tomar decisiones y resolver problemas. En cuanto al debate entorno a la precocidad en el acceso, para los expertos ésta no ha de verse como una amenaza, sino como una oportunidad en la educación infantil temprana entorno al manejo y a los buenos hábitos de consumo en dispositivos y contenidos digitales.   En este sentido apuntan que cuanto antes mejor, ya que "durante la etapa infantil los niños buscan la complicidad y consejo de los padres mientras que en la adolescencia se cierran y la familia ya tiene muy pocas posibilidades de intervención."

Un 40% de los menores de dos años acceden de manera habitual a tabletas o teléfono móvil de sus padres para jugar o ver videos de dibujos animados. El uso de las nuevas tecnologías aumenta vertiginosamente con la edad: se eleva al 72% en los casos de menores de 8 años y supera el 90% en el caso de los niños de entre 10 y 15 años.

El estudio sugiere que desaprovechar este uso precoz incorporándolo a la educación y formación en TIC es un error que cometen hasta la mitad de las familias, que permiten a sus hijos el empleo del móvil o de las tablets únicamente para que se entretengan.  Los expertos opinan, en cambio, que para poder enseñar a los niños a hacer un buen uso de las nuevas tecnologías es necesario acompañarlos en el proceso: escoger con ellos los juegos que utilizan, informarse previamente, jugar con ellos e ir introduciendo conceptos de seguridad.