Madrid sin terrazas no sería Madrid

Claro que en Madrid no hay playa, pero hay terrazas que son el respiro a un verano que ha entrado con más fuerza de lo deseado. Para tomar el aperitivo, por la tarde a la salida del trabajo o en las noches más calurosas nos sirven para volver a la calma, disfrutar desde lo más tradicional al más puro diseño, enfrente de un edificio singular, escuchando música cañera o con inmejorables vistas desde cualquier azotea de moda, Madrid nos sigue llevando al cielo.

2 de julio de 2015

Madrid sin terrazas no sería Madrid
Terraza de La Lonja - Raw Bar frente al Palacio Real, Plaza de Oriente, 6

Siempre fueron parte de la ciudad, pero en los últimos años se han instalado en azoteas de hoteles y edificios singulares para dar vida a Madrid y ofrecernos vistas hasta hace poco desconocidas. El diseño ayuda y el buen servicio más. El verano sería más difícil sin terrazas tan emblemáticas como la del Palacio de Cibeles, el hotel Ritz, el Urban que cada año celebra su estreno o la del Museo Thyssen.

La terraza del restaurante La Lonja - Raw Bar tiene una de las vistas más privilegiadas del Madrid de los Austrias. Frente al Palacio de Oriente y en uno de los laterales del Teatro Real (Felipe V) se pueden probar sus excelentes arroces, carnes y pescados a parrilla, cocina en crudo, ostras de Cambados, selectos vinos y cócteles... Además, los fines de semana, el DJ del Raw Bar ameniza la velada con la mejor música del momento en directo hasta las 2.00 de la madrugada. Si tienes prisa, el trío de ostras con una copa de albariño por 6,50 € puede ser tu primera toma de contacto con este divertido espacio multiambiente.

Taberna Condumios, Juan de Mena, 12

Muy cerca de El Retiro, la Taberna Condumios (Juan de Mena, 12) ofrece un ambiente muy particular y romántico con tres mesas de dos. La madera y las jardineras aromáticas, que decoran el exterior de esta renovada taberna ilustrada, evocan una atmósfera natural y tranquila para disfrutar de deliciosas tapas, vinos de Jerez, verduras de la estación de su propia huerta y productos muy especiales como los pescados salvajes de la lonja de Marín o el porco celta. Acaba de cumplir un año y continúa ganando adeptos gracias también a un esmerado servicio de sala.

Restaurante Asador Illunbe, Avda. de Bruselas, 9, Arroyo de la Vega (Alcobendas)

A las afueras de la ciudad, una terraza acristalada y abuhardillada en la planta alta y otra exterior a la entrada te esperan en el Restaurante - Asador Illunbe para degustar la excelente cocina vasco-navarra de José Ángel Aguinaga, uno de los mejores maestros parrilleros de la capital. Su exquisita selección de pintxos y productos exclusivos como cocotxas a la brasa, pescados de gran tamaño y carnes rojas maduradas por él mismo completan una experiencia única a tan solo diez minutos de la Plaza de Castilla [Avda. de Bruselas, 9 - Arroyo de la Vega (Alcobendas)].

La Canica, Avda. de los Andes, 25

También se acaba de estrenar la terraza de "La Canica" el restaurante que en solo ocho meses se ha convertido en referencia de la zona de El Campo de las Naciones (Avda. de los Andes, 25). Dentro de los atractivos de La Canica, está su decoración vintage: sillones chester, sillas de terciopelo, vistosas alacenas heredadas de lo que fue una antigua farmacia en el mismo local y techos altísimos que dan luminosidad a un generoso espacio. El joven cocinero Sergio Martínez ofrece una carta que refleja el equilibrio entre tradición y modernidad, con propuestas como el Queso Payoyo, unas Papas arrugás con mojo, "las canicas del chef" o unas croquetas de estofado de carrillera. Su terraza se suma ahora con cocina, cócteles, gin, rones, etc., como fin de lo que seguro será una visita muy atractiva.

Hay cientos de ellas para elegir a lo largo de toda la temporada, algunas de ellas están todo el año, así que merece la pena aprovechar el verano para disfrutar de las más efímeras. Seguro que encuentras más de una entre tus favoritas.