Maneras eficaces de reducir el estrés

Como el tema del estrés ha suscitado bastante interés voy a explicar algunos consejos prácticos para poder manejarlo adecuadamente.

12 de junio de 2015

Maneras eficaces de reducir el estrés

Después de aclarar cuáles eran las etapas de estrés en el post de la semana pasada http://www.que.es/blogs/201506050800-mandas-estres.html, hoy vamos a centrarnos en técnicas y consejos efectivos para conseguir mejorar nuestro bienestar personal y al aumentar nuestro bienestar, mejoraremos nuestras relaciones sociales y actitudes en al afrontar cualquier contratiempo.

Primero nos centraremos en la etapa de Resistencia, aquella dónde empieza el desgaste personal de manera clara.

Aclaro que ni todas las personas se enfrentan a las situaciones estresantes de la misma manera ni para todas las personas las situaciones estresantes tienen la misma fuerza estresora, por eso habrán consejos y técnicas que nos serán más útiles que otros.

Primero deberemos de detectar aquellos factores antiestrés que tenemos y optimizar su uso como primera barrera para frenar nuestro estrés.

Algunos Factores antiestrés son:

Actitud: Nuestra manera de interpretar una situación como demandante y amenazante  o por el contrario como reto interesante o unaoportunidad de desarrollo hará que nuestro cuerpo se active orgánicamente para responder, cuando más demandante se perciba más estrés desarrollaremos.

Bienestar físico: Una persona sometida a estrés requiere más  nutrientes, vitaminas y minerales ya que su cuerpo gasta más recursos, por lo tanto en épocas estresantes tenemos que cuidar más nuestra alimentación (de ahí la gran venta de vitaminas) y evitar comer rápido y comida basura.

Redes de Apoyo: Poder contar con una red de apoyo (familiares, amigos etc...) con el que compartir nuestras preocupaciones, nos evitará una gran sobre carga.

Oportunidades de relajación y ocio: Las actividades recreativas nos proporcionan espacios para liberar tensiones.  Por lo tanto, después de una fase estresante lo más importante es relajar nuestro cuerpo y mente con actividades placenteras o hobbies

Si hemos probado estos factores antiestrés y no nos han servido, se podría generalizar que estamos en la fase más grave, y ya hemos llegado al agotamiento. En el momento que nos demos cuenta nuestros  pasos a seguir serán:

1.      Identifica los factores de estrés

 Tómate 10 minutos para pensar en todo lo que te estresa en el día. Haz una lista con todas las actividades que tienes y piensa cuales de ellas son prescindibles, cuando tengas tu elección, intenta reducir el máximo posible el número de estas actividades.

2.- Eliminar compromisos innecesarios

 Igual que es bueno tener una red social en la que apoyarse, un exceso de compromisos pueden exprimir tu energía y aumentar tu estrés. No es necesario tener mil actividades fuera del trabajo o las clases. Basta con seleccionar unos pocos intereses que realmente nos llenen 

3.- Desorganización

Todos somos desorganizados de alguna manera u otra.  Sin embargo esta desorganización nos estresa en términos visuales y nos impide buscar las cosas que necesitamos. Tómate el tiempo que necesites para organizar tus pendientes empezando por tu escritorio de trabajo y papeles en casa. ( Admito que está es una de mis asignaturas pendientes)

4.- Puntualidad

Llegar tarde siempre nos estresa. Todos tenemos que correr para estar listos, nos apresuramos para llegar. Mide el tiempo para ver cuánto realmente se necesita para estar listo, y el que necesitas para llegar a alguna parte.  Una vez que conozcas estos tiempos, podrás planear antes y organizar mejor tu tiempo. 

5.- Control

Sé que a veces nos gustaría controlar todo en esta vida, pero actuando de esta manera solo te estresarás. Tratar de controlar las situaciones y la gente, sólo sirve para aumentar nuestra ansiedad cuando no funciona además de provocar un estado de alerta en nuestro cuerpo muy perjudicial para nuestro bienestar. Aprende a dejar ir, acepta la forma en que otras personas hacen las cosas, y acepta lo que ocurre en diferentes situaciones. 

6.- Tareas múltiples

 Hacer muchas tareas a la vez sólo provoca que sintamos que no tenemos suficientes recursos para afrontar las demandas del ambiente. Si realizas una tarea tras otra, tu nivel de autoeficacia aumentará y tu estrés bajará.  

7.- Evita personas difíciles

Tú sabes bien qué personas no te agradan. Tómate unos minutos para pensar quienes especialmente son, ya sea tu jefe, tus colegas, clientes o amigos. ¿Quién de todos ellos hace tu vida más complicada? Evita  enfrentamientos y verás que tu vida será más sencilla. 

8.- Baja la velocidad

 No es necesario ocupar cada minuto de tu vida en una actividad, a veces simplemente, es mejor parar y tomarse las cosas con calma. 

9- Relájate

Es importante tomarse un mini-break (descanso), durante el día. Para todo lo que estás haciendo por un momento, y date un masaje en los hombros, cuello y cabeza. Estírate, camina un rato y tómate un vaso con agua.

10.- Ejercicio

 El ejercicio ayuda a aliviar la acumulación de estrés y te da tranquilidad para contemplar y relajarse. Una persona más en forma está mejor equipado para manejar el estrés. 

11.- Se agradecido

Esto podría no ser tan obvio como algunos de los otros puntos, pero el desarrollo de una actitud de gratitud es una manera de pensar positiva, la eliminación de los pensamientos negativos de tu vida, y con ello reducir el estrés. Aprende a ser agradecido con lo que tienes. Con este tipo de actitud positiva ante la vida, el estrés bajará y subirá la felicidad. Esta es una fórmula ganadora.