El marketing relacional aplicado a los negocios virtuales

La gran ventaja de permitir crear estrategias de cocreación a través de las cuales los negocios pueden mejorar su eficiencia, productividad y rentabilidad:

2 de junio de 2015

El marketing relacional aplicado a los negocios virtuales
Marketing relacional

Una de las grandes premisas sobre las cuales trabajan las empresas es la de que los clientes quieren valor. Para comprender esta cuestión y, de paso, proporcionarles lo que desean, hay que comprender cuáles son sus necesidades para, de esta forma, saber cómo satisfacerlas. ¿Cómo hacerlo? Parafraseando a Peter Drucker, la clave está en que, una vez conocido el cliente, el diseño del producto se ajustará tanto a él que acabará por venderse solo. En este sentido, el marketing relacional ofrece la gran ventaja de crear estrategias de cocreación mediante las cuales los negocios consiguen mejorar su eficiencia, productividad y, por supuesto, rentabilidad.


El marketing relacional, concepto ya mencionado sobre el que vamos a centrar este artículo, es aquel conjunto de técnicas y estrategias enfocadas a crear y mantener una clientela que se comprometa con la marca en el tiempo. Para conseguirlo, su función no se ha de centrar exclusivamente en atraer nuevos compradores sino también en retenerlos a largo plazo para que el negocio sea rentable y estable. Por ello, la base sobre la que se sustenta este tipo de marketing es la creación de una red de relaciones entre empresa y cliente para que los beneficios lleguen por ellos mismos.

Si tu empresa comienza a aplicar correctamente técnicas de marketing relacional el cliente percibirá que es valorado y que el producto está creado en base a su experiencia. Llegados a este punto, hay que decir que existen una serie de aspectos fundamentales que has de tener en cuenta a la hora de elaborar este tipo de estrategias.

1. Las redes sociales. Estas plataformas son, sin dudas, un punto excelente para que comiences a construir la estrategia de marketing relacional ya que aquellas personas que sigan a tu empresa en Facebook, Twitter, etc., ya habrán empezado a comprometerse con ella.

2. Un sitio web para solicitudes e ideas. Una posibilidad que debes tener muy en cuenta es la de dirigir a tus visitantes a páginas dentro de tu web en las que puedan formular peticiones y enviar ideas. Un buen ejemplo de ello es el portal aireacondicionadomurcia.net ya que, gracias a esta técnica, consiguen captar conceptos y premisas de sus clientes siempre reportándoles recompensas y beneficios adicionales.


3. Influencia de los datos del cliente. Los datos de los clientes puedes obtenerlos a través de Google Analytics, de la gestión de la relación con tus compradores, de analíticas de las redes sociales y, evidentemente, de los programas de fidelización que desarrolles. Gracias a estos datos podrás mejorar tu producto o servicio de forma adecuada.

4. Escuchas en los medios sociales. En este punto no hablamos solo de las redes sociales ya comentadas sino también de los blogs, foros, etc., pues, en ellos, pueden originarse conversaciones sobre tu marca que te ayuden a mejorar y desarrollar nuevas estrategias de marketing más efectivas.