Los 9 platos / 9 helados en contexto de Fernando Sáenz Duarte en The Westin Palace Madrid

El universo helado y la gastronomía fría de este maestro heladero convertido en los últimos años en referencia internacional, llega al Hotel Palace de Madrid. Nueve propuestas deliciosas e imaginativas creadas en exclusiva para convertirse en sorprendentes experiencias gastronómicas a partir del 18 de mayo

13 de mayo de 2015

Los 9 platos / 9 helados en contexto de Fernando Sáenz Duarte en The Westin Palace Madrid
Tres de los nueve platos del menú de Fernando Sáenz Duarte

Las creaciones heladas de Fernando Sáenz Duarte pueden probarse habitualmente en dellaSera, su pequeña tienda en Logroño, que recibe todo lo que él crea en Grate, el obrador que dirige con su mujer, Angelines González. Creaciones llenas de autenticidad e innovación que salen de esta casa de campo a escasos kilómetros de la navarra Viana rodeada de vides y árboles frutales donde se materializa la filosofía de este autodidacta artesano: Dar valor a productos que a priori no lo tienen y con ellos volver a los sabores de la memoria

Fernando Sáenz Duarte en The Westin Palace Madrid

Los madrileños podemos también disfrutar de las texturas delicadas y las técnicas artesanales de su universo helado en "Harina", ese lugar pensado para los amantes del pan, los adictos a la bollería, las tartas caseras y la cocina sana que se encuentra al lado de la Puerta de Alcalá (Plaza de la Independencia, 10).

Pero lo de este heladero riojano que, técnicamente confiesa ser más sencillo ahora que hace trece años, cuando fundó su base de operaciones, no son solo helados, ni bolas de helado tal y como los entendemos la mayoría de los mortales; son aliños de helado que forman parte del plato. Fernando entronca la heladería con la gastronomía pero lógicamente con unas leyes propias.

Así lo podremos ver y por supuesto, disfrutar todas las noches de lunes a domingo a partir del 18 de mayo en el restaurante "La Rotonda" del Hotel Westin Palace. Pensando en la filosofía del comedor del hotel con una frecuente clientela internacional, el menú está compuesto por platillos, tapas e ingredientes totalmente nacionales. Helados que tienen su discurso dentro de esa cocina sencilla en la que importa el producto. Nueve platos convertidos en joyas heladas gourmet, 100% naturales elaboradas artesanalmente a un precio de 50 Euros (bebidas no incluidas): 

Sorbete de peras verdes y tomillo limonero

Daditos de patatas con salsa brava helada de ibérico, pimentón de la Vera y AOVE arbequina 

Gamba blanca de Huelva con aliño helado de agua de mar, manzanilla y limón murciano

Ajoblanco con crema helada de vino Palo Cortado

Selección de verduras salteadas con ibéricos acompañadas con crema helada de espárragos

Sorbete / Ajoblanco / Selección de verduras

Lomo de bacalao con salsa vizcaína, crema helada de puerro asado y pimiento de Guernica sobre cama de patata

Solomillo de cebón con mantequilla helada de brandy

Dúo de pera y manzana al moscatel con helado de cítricos y hierbas frescas 

Helado de chocobarrica con coulis de frutos rojos y vino tinto

Lomo de bacalao / Dúo de pera / Helado de chocobarrica

Estos son los 9 platos/ 9 helados en contexto concebidos por este también profesor, de la primera universidad mundial en torno al universo del helado fundada en 2003 (Carpigiani Gelato University de Bolonia). Todos pensados en exclusiva para esta ocasión, salvo el primero, el sorbete de peras verdes y tomillo limonero, una de sus creaciones preferidas; y el último que se ofrece como postre final, el helado de Chocobarrica, elaborado con sabores a madera procedentes de la maceración de duelas de barricas de vinos que Fernando ha presentado en diferentes congresos gastronómicos demostrando lo esencial que es el mundo del vino en su tierra. 

Sus técnicas como el agua de cocción de los espárragos que consigue para hacer el helado del quinto plato de este menú, o sabores y texturas como los del Ajoblanco con crema helada de vino Palo Cortado son argumentos como otros muchos con los que conquista a cocineros de primer nivel como Andoni Luis Aduriz, de Mugaritz, Eneko Atxa, de Azurmendi, o Francis Paniego, de Echaurren, con los que trabaja activamente.

Elaboraciones artesanales para acompañar productos de referencia de la cocina española y con las que da rienda suelta a su infinita creatividad para elaborar helados inimaginables para la mayoría. Yo que vosotros no dejaría de apuntarme esta cita gastronómica que os adelanto es sorprendente, compleja y divertida y que os adentrará en un nuevo universo del helado.