Guardiola, Messi, Real Madrid, Juve, Barça, Bayern: las semis del morbo

Entramos en la fase decisiva de la temporada con las semifinales de la Champions (Barça - Bayern y Juventus - Real Madrid) y las últimas tres jornadas de Liga.

4 de mayo de 2015

Guardiola, Messi, Real Madrid, Juve, Barça, Bayern: las semis del morbo
El regreso de Guardiola al Camp Nou, una de las grandes atracciones de las semifinales de la Champions. / Gtres.

15 días. 15 frenéticos días. Es lo que tenemos por delante para saber si tenemos final española de la Champions en Berlín y quién de los dos grandes del fútbol español encara la última jornada encaramado a la privilegiada posición de líder de la Liga.

En estos 15 días, el Barça se va a medir a Bayern de Múnich, Real Sociedad, de nuevo al Bayern y al Atlético de Madrid. Por su parte, el Real Madrid se enfrenta a una ecuación no menos sencilla: Juventus de Turín - Valencia - de nuevo Juve - Espanyol. Ocho partidos con la final de la Champions y la Liga en juego.

Comenzando por lo inminente, el Madrid se mide mañana mismo a la Juve en Turín mientras que el miércoles será el turno del Barça ante el Bayern de Múnich. Dos eliminatorias durísimas ante rivales históricos que, pase lo que pase, nos dará una final inédita en la historia de la Copa de Europa. Parece imposible en equipos de esta tradición, pero ninguna combinación se ha dado jamás en la final de la máxima competición continental (Real Madrid vs Barcelona, Real Madrid vs Bayern, Barcelona - Juve o Bayern - Juventus). 

Era cuestión de tiempo que Guardiola se tuviese que medir al Barcelona. A su Barça. El doctor Frankestein ante su 'monstruo'. Guardiola frente a Messi. Cierto es que no se puede hablar de Pep como 'padre' futbolístico de Messi, pero no se puede entender al 'monstruoso' Messi actual sin la intervención de Guardiola.

Todo cambió el 2 de mayo de 2009. Guardiola alejó a Messi de la banda y le situó como falso 9. Lo hizo, además, ante el peor rival posible y en el escenario más hostil: el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. El desenlace lo conocemos todos: histórico 2-6 al Madrid, golpe definitivo a la Liga y viraje histórico en la carrera de Messi.

Porque Messi, a partir de ese partido, pasó de ser un excepcional jugador a un arma de destrucción masiva. De un jugador que como máximo en su carrera había hecho 23 goles en Liga (en el primer año de Pep) a un jugador de cifras de locura: 34, 31, 50, 46, 28 y 40* goles en cada temporada (*temporada aún en juego). Antes de Pep, Messi tenía como tope 14 goles en Liga...

Por si no hay suficiente morbo con el regreso de Guardiola para medirse al Barça y a su creación, nadie ha olvidado en Can Barça la humillante eliminación en la semifinal de la Champions de la temporada 2012-2013, el histórico 0-7 global a favor del Bayern de Heynckes.

No menos cuentas pendientes hay en la otra semifinal, que enfrenta al Real Madrid a la Juventus de Turín. Las dos últimas finales de la Champions de la Juve tienen vínculos con el Madrid: la inolvidable Séptima en Amsterdam y la final de la temporada 2002-2003, final a la que la 'Vecchia Signora' accedió tras apear al Madrid de los galácticos.

Y en medio de la tormenta de la Champions, la Liga. El Barça, como diría Ancelotti, tiene el cuchillo por el mango. Sabe que ganando sus tres partidos será campeón independientemente de lo que haga el Madrid. 

El conjunto blanco tiene que ganar sus tres partidos y esperar una ayuda de Real Sociedad, Atlético de Madrid o Deportivo. O del Levante

Sí, del Levante. Si el conjunto granota saca algo positivo ante el Atlético de Madrid el próximo fin de semana, obligará a los de Simeone a ir a por los puntos ante el Barça en su lucha con el Valencia por la tercera plaza.

Más morbo imposible en la recta final de la Champions y la Liga.