Madres Extraordinarias

El 3 de mayo se celebró el Día de la Madre y, por este motivo, desde "Gente Extraordinaria" queremos dedicarle este post a ellas.

4 de mayo de 2015

Madres Extraordinarias
La madre de Irene Soto estuvo, junto a su hija, en el programa de nuestros compañeros de "Gestiona Social" con motivo del Día Mundial del Síndrome de Down

Hoy vamos a hablaros de algunas de las madres del equipo de nuestro programa que, para nosotros, son las mejores del mundo.
A Melanie, por ejemplo, le encanta compartir buenos momentos con su madre. También le gusta que le haga ver sus errores y fallos. La madre de Melanie tiene, según su hija, una mirada transparente y limpia.
Nuestro compañero Daniel S. también valora la sinceridad de su madre, la comida que le hace y que siempre está cuando la necesita. Igualmente, Irene también quiere dar las gracias a su madre por quererla, enseñarla, consolarla, aguantarla y darla toda su generosidad. Su madre le transmite paz, tranquilidad, seguridad y bondad.
Por su parte, nuestra compañera Gema también dice que su madre es buena persona y un amor de persona. Lo demuestra todos los días, que se preocupa de ella, le da su apoyo y su cariño.
Alberto celebró con su madre un día tan especial, al igual que Nuria, que suele reunirse por el Día de la Madre con toda su familia al completo. El regalo de este año para su madre fue una flor hecha por ella misma en el taller de reciclado que hizo en nuestra Fundación.
Su idea era que su madre encontrara la flor en su almohada antes de despertarse junto a una tarjeta escrita por ella. Mientras que a Anna, ese día, le gusta prepararle el desayuno a su madre y llevárselo a la cama, después comprarle un ramo de flores y regalarle una poesía.
Este año la madre de Daniel O. no quiere regalos, solo su cariño. Él y nuestra compañera Patricia también creen que tienen la mejor madre del mundo, como el resto de nuestro equipo.
Por eso, hemos querido hacer este pequeño homenaje a las madres, a quienes siempre llevaremos en el corazón. Gracias por darnos tanto. ¡Os queremos mucho!