Primavera en Chelsea y anticuarios en Belgravia

El fin de semana pasado quedé con mis primos, Javier y Elena, que venían del maravilloso Tunbridge Wells donde viven, para pasar el fin de semana en Londres. Quedamos en Sloane Square y nuestro plan era pasear por Chelsea, comer juntos y, lo más importante, ver las charity shop de Chelsea que, por lo visto, son las mejores de Londres.

20 de abril de 2015

Primavera en Chelsea y anticuarios en Belgravia
Un coche aparcado a la puerta de uno de los anticuarios de Pimlico Road.

Este post lo voy a dividir en dos, porque fue un día muy largo y, al final, también el post es muy largo. Así que algunas cosas de las que hablo al principio no se verán hasta la semana que viene. Lo aclaro ahora para no tener que estar explcándome todo el rato.



Esperando en Sloane Square
Como no quedamos a una hora exacta, les esperé cinco minutos y aproveché para dar una vuelta a la manzana y descubrí una calle preciosa, que no conocía: Sloane Gardens. Todos los edificios de esta calle son imponentes, porque así son los edificios de Chelsea, imponentes, sin ser grandes te dejan boquiabierto.
Hay una cosa muy curiosa en su arquitectura, que todas las casas parecen iguales, pero no lo son, una tiene una cornisa en pico y la otra la tiene redonda, una tiene una terraza y la de al lado tiene un ventanal, una tiene una ventanita junto a la puerta y la de al lado no tiene nada.

Puertas y tejados, en Sloane Gardens
Estos edificios están llenos de detalles, hasta arriba de detalles, si no estuvieran hechos por buenos arquitectos, serían una horterada terrible, pero no, son maravillosos. El día que hace sol y el cielo está completamente azul, como este fin de semana pasado, ver sus azoteas naranjas con remates blancos y el cielo azul es una maravilla. A mí lo que más me gusta son las puertas y los tejados, los tejados son espectaculares, merece la pena ir mirando todo el rato hacia arriba, sin perderse las puertas, claro.


Lower Sloane St, en primavera
Sloane Gardens acaba en Lower Sloane St, que es una calle que he visto un millón de veces, pero estaba preciosa de primavera, especialmente por la gente (estaba todo el mundo contento y vestido casi de verano) y por los árboles. Es impresionante la cantidad de árboles con flores que hay en Londres, ahora hay montones, pero cuando nos acercamos a verano, es un festival continuo de flores de colores y duran muchísimo.

Y de nuevo, en Sloane Square
Sloane Square es el epicentro de Chelsea, al este de la plaza está uno de los teatros más carismáticos de Londres, el Royal Court, a mí me encanta, con sus letras rojas en la fachada, siempre le hago alguna foto. Sale en una de las escenas de Match Point, de mi querido Woody Allen.
A la izquierda, uno de mis restaurantes favoritos de Londres: Colbert, por dentro es ideal, super francesito, siempre está animado y no suele ser difícil conseguir una mesa sin reservar. Sus mejillones con salsa (en la siguiente foto en una cazuela tapada) acompañados de patatas fritas están riquísimos y el steak tartar delicioso, no es nada caro y tienen pintas de cerveza en vasos grandes, nada de botellines.

Más cosas, en Sloane Square
Cruzando la calle está The Botanist, que también está genial, pero de ese hablo en el siguiente post, porque hice una foto cuando estaba anocheciendo y, ahora, no pega ponerla. Otro gran clásico de Sloane Square es Tiffany & Co, por supuesto. Y para terminar, una tienda neoyorquina que me encanta Rag & Bone. Pero de todo esto ya hablé con más detalle en este post: De tiendas por Londres: un paseo por Chelsea, así que no voy a seguir contando. Las dos fotos anteriores son de mi instagram: @estrelladepablo

Camino de Pimlico Rd
Y yo, además de las charities, quería echar un vistazo a Pimlico Rd, que tiene algunos de los mejores anticuarios de Londres y tiene bastantes. Así que nos fuimos en dirección contraria a Kings Road, que es donde estaban las charities, pero luego vamos a volver. Todos los anticuarios estaban cerrados, mi gozo en un pozo, pero pasamos por estas calles tan monas, donde hay otro montón de tiendas de decoración para la casa, perfectas para un post que estoy preparando.

Calles de adoquines y cocheras
En la foto anterior se ve una de las calles de las que hablo, donde se ve la parte trasera de una casa, este tipo de calles, aunque se ven poco, son muy típicas de Londres. Son calles con portones grandes (probablemente antes eran caballerizas) y suelos de adoquín, a mí me encanta descubrirlas. La otra calle que me gustó mucho también, es Holbein Place, aunque al principio es muy normal, cuando nos acercamos a Pimlico Road tiene unos anticuarios preciosos: Odyssey, Rosa Uniacke y Hilary Batstone; una tienda de telas ideal, Benisson Fabrics; y el interorista Nicholas Haslam.

No te creas que los anticuarios de esta zona son tiendas de muebles viejas con cosas antiguas y pesadas, no. Son tiendas bonitas, con cosas espectaculares, diseños alucinantes y muy actuales, aunque tengan varias décadas, y piezas muy bien seleccionadas.

Pimlico Road
Ésta es la calle favorita de Elle MacPherson (tiene casa en Londres y vive largas temporadas aquí, así que lo conoce bien) Esta calle es famosa en todo Londres por sus anticuarios, así que deben de ser los mejores. Además de sus anticuarios, yo destacaría el ambiente de esta zona, no es que esté hasta arriba de gente, ni mucho menos, pero siempre está animada, siempre hay gente en las terrazas, bicicletas paradas junto a los árboles y gente entrando y saliendo de los anticuarios, en un estilo muy Belgravia, es decir, tranquilo y pijo.
También destacaría los edificios, aunque, como ya he dicho, ya no estamos en Chelsea, esto es Belgravia, y se nota un poco. Belgravia es uno de los barrios más pijos y exclusivos de Londres, pero Chelsea es Chelsea y su arquitectura en muy especial.

Daylesford, todo orgánico
Y termino esta parte del post, con una de las tiendas de comida que más me gustan de Londres: Daylesford. Es todo orgánico y traído de su granja. Tienen una selección enorme de cosas ricas para comer ahí o llevarte a casa. La terraza está al sol (así que es perfecta cuando hace bueno) y siempre tiene muy buen ambiente. El único pero de esta tienda es que todas sus paredes están forradas de mármol y le dan un aspecto un poco feo, aunque la tienda es muy bonita.Tienen varias tiendas por Londres, pero ésta es la única que yo conozco.