COSAS QUE NO DEBE HACER TU HIJO PARA EVITAR EL CIBERBULLING

Patricia Peyró @kontrolparental

16 de abril de 2015

COSAS QUE NO DEBE HACER TU HIJO PARA EVITAR EL CIBERBULLING
Evitar el ciberbullying puede ser una cuestión de precauciones sencillas

Compartir los datos Sensibles: Estos se refieren a la información personal del usuario e incluyen datos muy variados e íntimos referidos a ideología, religión, preferencias generales y particulares...  Incluso de tipo sexual.  Se conocen como "sensibles" porque el conocimiento de éstos por personas con malas intenciones podría tener consecuencias negativas como el acoso, la persecución o el chantaje.  Es importante que los niños tomen conciencia de la importancia de mantener sus datos personales a salvo.

Dejarse etiquetar: Con el etiquetado o tags,  ponemos nombre a las  personas que figuran en alguna fotografía que se está dando a conocer en alguna red social o medio digital.  Aunque puede ser un acto inocente también puede darse un etiquetado agresivo y no autorizado con el fin de acosar o burlarse de alguien.  Por tanto, y con fines preventivos, haz que tu hijo configure su perfil de forma que se le notifiquen las fotos en las que aparezca etiquetado, o que directamente no las permita.

Activar la geolocalización:  Esto puede ser un arma de doble filo, ya que la activación de esta funcionalidad en el dispositivo ofrece información exacta y en tiempo real de dónde se encuentra el niño.  Así, mientras que conocer este dato es útil e importante para los padres, los pequeños se pueden exponer a posibles predadores o niños que les estén acosando cuando la geolocalización está activada.

Dejar el perfil social abierto:  En las redes sociales las personas cuentan con un nickname o nombre identificativo, al que se vinculan datos e información privada con datos sensibles.  Es muy importante configurar el acceso a nuestros perfiles sociales para evitar intromisiones de extraños con malas intenciones.

No configurar la privacidad: Para proteger la información que ofrecen los pequeños en su perfil habrá habrá que controlar también la información personal y privada que muestran públicamente en las redes sociales.  A los niños se les debe educar en privacidad digital al igual que se les enseña a no exponerse "desnudos", por ejemplo.  Se trata de protegerse de posibles depredadores sexuales o de niños bully y sus secuaces.

Cyberdating: Esta práctica, muy habitual entre adolescentes, es asimismo muy peligrosa, puesto que consiste en tener una cita y quedar a una hora determinada dentro de un entorno virtual, y con el fin de chatear, intercambiar imágenes u observarse con la webcam.  Lo más peligroso es que se hace entre usuarios desconocidos, por lo que tu hijo podría estar quedando con un adulto disfrazado e intentando cometer lo que se conoce como grooming.