Compra- venta de vehículos entre particulares

23 de marzo de 2015

VICIOS OCULTOS EN LA COMPRAVENTA DE VEHÍCULOS ENTRE PARTICULARES

Puede ser que sin saberlo hayamos comprado un vehículo que presente oculto un desperfecto o una avería.
Un vicio oculto es un DEFECTO GRAVE que afecta al vehículo y que no se ve a simple vista. Este defecto puede hacer impropio el uso del vehículo o rebajar de forma considerable su valor, de tal manera que de haberlo conocido el comprador, no lo hubiera comprado o habría pagado un precio mucho menor.


Para exigir el arreglo de los defectos o vicios ocultos el comprador dispone de un plazo de 6 meses a contar desde la entrega del vehículo.
Nos referimos exclusivamente a aquellos defectos que el vehículo ya tenía en el momento exacto de la entrega.


Los requisitos principales que se deben cumplir para ejercitar la acción de saneamiento del vicio oculto son los siguientes:
1. Que el vicio o defecto en el vehículo este oculto
2. Que sea grave
3. Que el vicio o defecto fuera existiera en el momento mismo de la venta
4. Plazo de 6 meses para reclamar


El comprador podrá optar entonces entre desistir del contrato, abonándosele los gastos en que incurrió, o rebajar una cantidad proporcional del precio respecto del daño presentado.