Gareth Bale, Ancelotti, Casillas y Cristiano antes del Barcelona - Real Madrid

Gareth Bale se reivindicó ante el Levante con dos goles tras una semana difícil para el madridismo, con el susto que no acabó en tragedia ante el Schalke de milagro y la comparecencia de Florentino Pérez como protagonistas. Al fondo ya asoma el Clásico...

16 de marzo de 2015

Gareth Bale, Ancelotti, Casillas y Cristiano antes del Barcelona - Real Madrid
Bale, autor de dos goles ante el Levante. Foto: Gtres.

Pues ya está aquí. Entramos en la semana del Clásico con Barcelona y Real Madrid jugándose buena parte de la liga en el mano a mano del Camp Nou.

Los dos grandes llegan al partido con resultados idénticos (0-2 y 2-0), pero sensaciones muy distintas. El líder se presentará al choque luciendo al mejor Messi de la temporada (ante el Eibar hizo un par de jugadas dignas del mejor Messi); mientras el Madrid intenta recuperar el pulso tras tocar fondo ante el Schalke.

El surrealista partido de Champions del Madrid ante los alemanes dejó varias 'víctimas'. Los más señalados, si atendemos al nivel de los pitos del público en el momento de las alineaciones ante el Levante, fueron Casillas, Ancelotti y Bale.

Curiosamente, las críticas en la prensa especializada tuvieron un sentido inversamente proporcional: Bale, Ancelotti y Casillas. Aunque del capitán lo peor que se ha dicho es que sus dos "paradones" en los minutos finales metieron al Madrid en cuartos. La gente no es idiota, claro.

El estado del portero es tan 'firme' que Ancelotti tuvo que protegerle de su propia afición tras el partido de Iker ante el Schalke, con errores suyos en los tres primeros goles de los alemanes. Volverá a estar en la portería del Camp Nou.

También recibió lo suyo Ancelotti, acusado de insistir en un sistema que se supone que no funciona y de exprimir a sus titulares. Hasta tuvo que salir Florentino en rueda de prensa para confirmarle en su puesto, pase lo que pase en Barcelona, tras una portada de Marca que afirmaba que Carletto sería despedido tras una hipotética debacle ante el Barça

No comprometió Florentino su palabra para la próxima temporada, curso en el que también tiene contrato en vigor el italiano. ¿Alguien sabe quién va a ser el entrenador del Barça en la 15-16? ¿Del Manchester United? ¿Del City? ¿Del Bayern? ¿Del PSG? Dependerá, como el resto de entrenadores, de los resultados...

El único señalado que tenía la opción de reivindicarse era Gareth Bale. El jugador galés hizo dos goles y estuvo más participativo que en otras ocasiones. Celebró con rabia el gol que abría el marcador, tapándose los oídos y dando una patada al banderín de saque de esquina. El mensaje, por cierto, era para la prensa no para el público del Bernabéu. 

Que Bale, un súper jugador, puede dar más es evidente. De ahí a decir que no sabe jugar al fútbol (Bale ha sido elegido dos veces como MVP de la Premier) o a comparaciones insostenibles a día de hoy (Bale vs Jesé) media un mundo. Y ya que estamos con las comparaciones, aquí va la mía: Gareth Bale, 12 goles y 5 asistencias en liga; Andrés Iniesta, 0 goles y 0 asistencias en liga. Les animo a que busquen noticias sobre los guarismos de uno y otro.

El que se quedó esta semana sin marcar fue Cristiano Ronaldo, que parece en guerra con el mundo. Ha convertido cada jugada y cada posible gol en una cuestión personal y se está olvidando de disfrutar jugando al fútbol. Lo mejor que puede hacer el portugués es dejar de obsesionarse con el gol (aunque le haya adelantado Messi en la tabla goleadora) y permitir que su fútbol salga de forma natural. Algo que, paradójicamente, le llevará de nuevo al gol. Tampoco le ayuda en nada los gestos que hace cuando el que marca es un compañero o los que dedica a la grada tras escuchar silbidos. El Madrid necesita al mejor CR7.

Del partido en el Camp Nou habrá tiempo de hablar durante toda la semana. Lo que parece, a priori, es que es más decisivo para el Madrid que para el Barça. Si los blancos caen derrotados, se colocarán a cuatro puntos de distancia del Barça con solo 10 partidos por jugar. 

Ya tendría su gracia que el juez de la liga fuese el actual campeón...