El Madrid, en la cuerda floja de la mano de Ancelotti

El Barcelona es el nuevo líder de la Liga tras una semana en la que el Madrid se ha dejado cinco puntos ante equipos que venían de repartir esfuerzos en la Copa del Rey.

9 de marzo de 2015

El Madrid, en la cuerda floja de la mano de Ancelotti
Ancelotti, uno de los señalados en la mala racha del Madrid. Foto: Gtres

Cambio de líder en la Liga. Tras la derrota del Real Madrid ante el Athletic en San Mamés y el cómodo triunfo del Barcelona ante el Rayo, el Barça es el nuevo capo de la competición.

Los azulgrana aventajan en un punto a un Real Madrid que ha dilapidado en una semana la renta de cuatro puntos que le otorgaba una posición de privilegio al frente de la competición.

De haber conservado esa renta, el conjunto de Ancelotti se podría haber presentado en el Camp Nou con un colchón que le hubiese permitido jugar con calma. Y con la opción de sentenciar la Liga y poder permitirse algún descanso de cara a la Champions. Tenía la posibilidad de salir con siete puntos de ventaja del Camp Nou y el 90% del título en el bolsillo.

Ahora lo que tiene el Madrid (tras una semana 'horribilis' en la que se ha dejado cinco puntos (dos en casa ante el Villarreal y los tres de San Mamés) es la necesidad de ganar en el Camp Nou si no quiere darle más de media liga al Barça, equipo que parecía defenestrado en el primer tramo de la competición con guerra intestina entre su entrenador y su mejor jugador incluida...

El madridismo, aturdido, se pregunta cómo es posible que su entrenador fuese el único que no viese las reiteradas alertas de SOS que mandaba su equipo. 'Mano Floja' Ancelotti (la verdad es que al apodo no infunde mucho temor) tiró de palmarés en la previa ante el Athletic. "Con esta mano floja he ganado tres Champions", dijo el italiano. Se le olvidó a Carletto decir que con su forma de llevar grupos ha ganado tres ligas de 19...

Su gestión del vestuario del Madrid genera tranquilidad, una calma perdida en el último tramo de la era Mourinho, pero también una falta de tensión y de competitividad interna que el propio Ancelotti alimenta con su política de no rotaciones. Los únicos cambios que ha introducido Carletto en lo que va de temporada han sido provocados por las lesiones. Si a eso le unimos los mensajes que el italiano manda de vez en cuando desde la sala de prensa ("no necesito que los tres de arriba defiendan", "si están bien, Cristiano, Benzema y Bale juegan siempre) la consecuencia es evidente. ¿Para qué van a dar el 100% en todos los partidos si van a jugar siempre los mismos?

El Madrid, que vive como institución en un bucle permanente con sólo dos paradas, entrenador caudillo y entrenador pacificador, ha ganado sus últimas Champions con entrenadores pacificadores (Heynckes, Del Bosque y Ancelotti) pero, generalmente, le va mejor en la Liga con los caudillos.
El milagro será encontrar al hombre que tenga la mano floja de Ancelotti y la derecha de Mourinho. 

La ecuación no es sencilla. El Madrid lleva casi 60 años (desde la temporada 1957-58) sin lograr el doblete Liga-Copa de Europa. Al Barcelona le costó un siglo de espera. El Barça encontró a su hombre en un legendario exjugador que empezó entrenando al filial.

Tal vez el Madrid no tenga tan lejos a su 'miracle man'...