'Street Food' en la City: Whitecross Market y el Barbican Center

A la City de Londres hay que ir de lunes a viernes, que es cuando está más animada. Los fines de semana cierran casi todas las oficinas, así que cierra la hostelería y se convierte en una ciudad fantasma.

2 de marzo de 2015

'Street Food' en la City: Whitecross Market y el Barbican Center
Ejecutivos de la City comprando su lunch en Whitecross Market

La City es completamente diferente del resto de Londres, el decorado cambia radicalmente, pasamos de las casitas victorianas típicas con sus jardincitos delante de las puertas a enormes rascacielos con sus fachadas cristal, que se mezclan de maravilla con los edificios clásicos que son más bajos o la fachadas típicas del pub inglés.



Otra cosa que cambia radicalmente en el panorama de la City y que la hace diferente es la gente, siempre he dicho que una de las cosas que más me gustan de Londres es la variedad de gente de todo tipo que hay, pues aquí se impone sólo un estilo, el ejecutivo inglés, mucho traje, corbata y abrigo de paño negro. Las chicas súper inglesitas: falda, pantalón negro, pelo recogido y manoletinas (que les encantan) o botines (que están muy de moda)



Mi hora favorita para ir
Para mí, hay dos franjas horarias especialmente interesantes para ir a la City. La primera es, entre las 12.00 y las 14.00, porque se ve a todos los ejecutivos con las bolsitas de cartón donde va su lunch y me parece una imagen muy de película. Y, cuando hace bueno, se les ve comiendo por todos los jardines que hay por la City. La segunda mejor es por la tarde, lo que los ingleses llaman evening, a las siete de la tarde, los pub y restaurantes están llenos de gente y animadísimos.




A esta hora, está especialmente animado jueves y viernes. El jueves, porque a los londinenses les encanta salir este día, para muchos es su día favorito de salir, y el viernes, porque es costumbre aquí salir con los compañeros del trabajo. Se pillan unas borracheras impresionantes, la mayoría bebe sin comer nada y luego, cuando ya están borrachísimos, van a Mc Donald's a quitarse el hambre.



A las 12.15 en St Paul's Cathedral
A esta hora y en este lugar, quedé yo hace dos jueves, es uno de los puntos más conocidos de la City, donde se casó Lady Di [Leididai, en inglés]. Yo no tenía ni idea de a dónde íbamos a comer, además, conozco muy poco la City, sólo sé que aquí están los mejores pubs de Londres. Así que me dejé llevar, y me llevaron genial porque me encantó la opción: street food, es decir, puestos callejeros de comida en un mercado de la City.


Comprando el lunch en Whitecross Market
Lleva el nombre de la calle donde está y es un mercado pequeño pero con una comida buenísma. Esto es, realmente, lo único destacable del mercado, porque no es especialmente bonito, pero ver a los ejecutivos comprando su lunch en los puestos de la calle sí que es gracioso y, la verdad, es que es realmente chulo ir a comprar la comida en un puesto en la City, ya que es una zona con pubs y restaurantes muy pijos.


Comiendo en Barbican Center
La segunda parte de nuestro plan tampoco la conocía, y me preocupaba un poco, porque estaba nublado y hacía frío. El street food está genial si hace bueno y puedes comer en la calle, pero si hace frío no es tan gracioso. Afortunadamente, todo estaba muy bien planificado: íbamos a comer calentitos y sentados en el Barbican Center, al que había intentado ir una vez, hace años, pero no había conseguido llegar. En la planta baja, hay sofás y mesas y cogimos dos sofás y una mesa para nosotros.



Qué es el Barbican Center
Es un centro dedicado al arte y es el más grande de toda Europa, no me extraña, porque es un edificio enorme. Ofrecen teatro, música, arte, danza y cine y está en plena City. Tiene auditorio para conferencias, teatro, cine, salas y terrazas con mesas y bancos, por si quieres tomarte el lunch fuera, en un día de sol. También tiene tienda con cosas súpercreativas, todo muy bien elegido. Como siempre digo, los ingleses hacen todo muy, muy bien.


Breve historia de la City de Londres
En un principio, los romanos crearon la City y la llamaron Londonium, construyeron una muralla y dentro de la muralla creció la ciudad. Siglos después, el rey William I unificó toda Inglaterra, pero no pudo con la City, así que dio a los londoners unos beneficios que hoy todavía tienen. Entonces creó otra capital, Westminster, que creció hasta convertirse en el Londres que hoy conocemos.

Así que ahora está Londres y la City. La City es la ciudad financiera, con su propia legislación, pero que parece un barrio más de Londres. Y Londres es todo lo demás que ya conocemos: el West End, Picadilly, Oxford St, Camden Town, Buckingham Palace... Pero para hacerse una idea de la independencia de la City, con respecto a Inglaterra, contaré que la reina de Inglaterra tiene que avisar de que va a la City antes de entrar.