Déjate seducir por algunas de las ciudades más baratas de Europa

Desde Planeta Low cost te proponemos una lista con algunas de las ciudades más baratas de Europa. Una serie de propuestas de ciudades no tan conocidas y demandadas por el turista, pero que estamos seguros de que terminarán siendo destinos de moda. Por ello que mejor que disfrutar ahora de sus bajos precios y su escasa popularidad.

26 de febrero de 2015

Déjate seducir por algunas de las ciudades más baratas de Europa
Foto: wikimedia.org

Bucarest, Rumanía
La capital rumana es sin duda la que ostenta mayor coste de vida y precios más elevados en relación al resto del país, sobre todo las zonas más rurales, pero aún así para turistas venidos de otros países,como puede ser nuestro caso aún sus precios nos resultan baratos. Desde un billete de metro a unos 0.40 euros, o entradas de cine en torno a los 5 euros, podrás alojarte en hoteles o incluso apartamentos privados desde solo 40 euros la noche.
La cuidad esconde un sinfín de edificios de relevancia arquitectónica entre ellos el Palacio del Parlamento, construido durante el mandato del comunista Nicolae Ceaușescu, el edificio parlamentario más grande de Europa, así como un ambiente caótico y vibrante. Además desde allí puedes desplazarte incluso en el mismo día a la hermosa ciudad de montaña Sinaia, contemplar el mar negro en Constanza o visitar el mismísimo castillo de Bran, que inspiró la leyenda del conde Drácula. Varias compañías vuelan a la ciudad desde nuestro país, y con tiempos podrás hacerte con billetes por precios que van desde los 70 euros.

Budapest, Hungría

La belleza del Danubio es solo uno de los muchos atractivos que esconde esta ciudad, considerada como una de las más bellas de Europa. Edificios emblemáticos, parques, rincones secretos y un ambiente nocturno más activo de los que a priori podríamos imaginar, hacen que cada vez sean más los que se deciden por conocerla. A todos esto, además sumarle su bajo coste de vida si lo compramos con el nuestro: el precio del café rondará 1,30 € un precio parecido para el billete del transporte público. Aunque es parada obligada visitar algunos de sus emblemáticos baños, con pases VIP a menos de 20 euros, nuestro consejo es que te dejes seducir por sus rincones secretos, donde además de asegurarte unos precios más asequibles disfrutarás del auténtico y único ambiente de la ciudad. Imprescindibles, degustar su comida callejera y perderte durante la noche en sus llamados bares ruinas por situarse en locales venidos a menos que quizá no cuenten con la decoración más chic, pero si con un clima trepidante y unos precios seductores: copas en torno a los 3-4 euros. Muy frecuentes en el Barrio Judío.


 Liubliana, Eslovenia

Situada en el centro del país, y regada por el río Ljublianica, esta pequeña y coqueta ciudad, capital del país, esconde entre sus calles y rincones todo el encanto del este de Europa, con arquitectura y paisajes que quizá puedan recordarte más a regiones austriacas o suizas. Próxima tanto al mar como a la montaña, sus atractivos se potencian según la época del año, pues desde ella puedes llegar fácilmente a la playa o pasar unos días de relax en la nieve. Si bien para llegar hasta allí deberemos invertir algo más de dinero, vuelos en torno a los 150 euros si no andamos muy previsores, una vez en la ciudad los precios resultarán más que baratos para el turista desde un menú medio de 7 euros a una cerveza en torno a los 2,50, para hacernos una idea. Entre los monumentos que no debes dejar de ver, el imponente castillo que custodia la ciudad desde el siglo XII (aunque fue reconstruido en el XV) o el puente de los Dragones, animal mítico símbolo de la ciudad, ya que según la leyenda éste habría sido aniquilado allí por el mismísimo Jasón y los Argonautas.


Tallin, República de Estonia
La capital estona se caracteriza por ofrecer al turista un viaje en el tiempo que va desde la edad media con empedradas calles, murallas y torreones que conservan toda su autenticidad y valor hasta el estilo soviético de los años ochenta pasando por la modernidad que caracteriza este último periodo de actualización y renovación que esta sufriendo el país. Situada en el golfo de Finlandia, lo que facilita al turista la posibilidad de llegar hasta Helsinki en ferry desde allí, sus principales atractivos son el casco antiguo que envuelve la ciudad en un auténtico aire de magia y fantasía, sus saunas y balnearios como buenos descendientes de los daneses así como algunas de sus playas en verano. De nuevo nuestro mayor desembolso será el vuelo, pero una vez allí podremos alojarnos en hoteles y apartamentos perfectamente acondicionados por una media de 45 euros la noche.