Un domingo de Oscar para el Real Madrid

En el fin de semana de los Oscar, al Real Madrid le faltó que a Ancelotti le dieran el premio al mejor director para completar el mejor fin de semana posible para la entidad que preside Florentino Pérez.

23 de febrero de 2015

Un domingo de Oscar para el Real Madrid
Los jugadores del Madrid celebran uno de los goles de los de Ancelotti ante el Elche

Si, milagrosamente, un genio se le hubiese aparecido a un aficionado madridista concediéndole tres deseos 'deportivos' para el fin de semana, éste aficionado, más que probablemente, hubiese pedido una derrota del Barça ante el Málaga, ganar la Copa del Rey de baloncesto, si puede ser ante el Barça mejor, y el triunfo del Madrid ante el Elche. Las tres, y no fue cuestión de magia, se hicieron realidad.

La 'fiesta' blanca comenzó con el sorprendente e inesperado tropezón del Barça en el Camp Nou frente al Málaga. La derrota de los de Luis Enrique frena en seco la racha azulgrana y tiene consecuencias graves para los culés: ya no dependen de sí mismos para ganar la Liga. El Madrid de Ancelotti puede darse el lujo de perder en el Camp Nou y ser campeón mientras gane todo lo demás. No será fácil, con salidas tan complicadas como el Pizjuán o San Mamés por delante.

El domingo no trajo más que buenas noticias para los de blanco. Para abrir boca, el magnífico triunfo del Real Madrid ante el Barcelona en la Copa del Rey de baloncesto. Otro título más para Pablo Laso al frente del Madrid, segunda Copa del Rey consecutiva, que reafirma el plan de ir 'in crescendo' de los 'lolasos'. Parece que el Madrid tomó buena nota de lo sucedido la pasada temporada, donde perdió los dos títulos importantes por falta de gasolina en el tramo final, y encara la parte decisiva del curso a tope y con la moral por las nubes. Mención especial para Rudy 'MVP' Fernández y para Nocioni, autor de tres tapones estratosféricos a pesar de tener el tobillo como una bota. El Chapu vino para jugar así este tipo de partidos.

Y como colofón a un fin de semana inmejorable, el triunfo del Madrid de Ancelotti en Elche, victoria que vuelve a poner al Madrid con cuatro puntos de ventaja en la Liga.

El Madrid emitió las mejores señales de los últimos dos meses. Conscientes de lo que se jugaban, los madridistas salieron decididos a por el partido.
Tres nombres propios en la mejoría blanca, Pepe, Cristiano y Lucas Silva, y una confirmación, Isco

La vuelta de Pepe, el mejor central de largo de lo que va de temporada en el Madrid, es la mejor noticia posible para la zaga blanca. Con Pepe como mariscal, no es que el conjunto blanco haya dejado a cero su puerta ante Schalke y los de Escribá, es que apenas ha concedido ocasiones. Su sola presencia intimida y condiciona a los delanteros rivales y permite al Madrid subir la línea de presión casi hasta el centro del campo. El partido de Pepe ante el Elche fue un recital.

Por su parte, Cristiano vuelve a lanzar señales positivas. Además del gol, que no es noticia en un jugador de sus registros, el crack portugués derrochó ganas y movilidad. Está aún lejos de la bestia que fue, y está por ver si volverá a serlo, pero Cristiano a un 80% es más que el 99% de los mortales.

Como agua de mayo le ha venido Lucas Silva al Madrid. Con las lesiones de Modric y James pasando factura y con Illarra dejando pasar ante sus narices la oportunidad de su vida, Lucas Silva, 22 años recién cumplidos, juega como si llevase toda la vida en el Madrid. Más allá de sus cualidades futbolísticas (el brasileño juega fácil, sabe cuándo presionar y abarca campo), lo que más llama la atención de Lucas Silva es la tranquilidad con la que juega un chaval de 22 años con una camiseta que para otros pesa como el plomo.

Además de estos tres jugadores, que ponen cara a la mejoría blanca, uno más, Isco, cuya transformación de mediapunta ligero e irregular en un elemento que marca diferencias también por su trabajo es digna de mención. Habrá que reconocerle a Ancelotti el mérito de ver antes que nadie a un Seedorf con la calidad de Özil donde antes solo había un Özil. Dijo Casillas al término del partido que Isco será el próximo jugador más importante de España. Se equivoca Iker. Isco YA es el jugador más importante de España. 

Todavía me pregunto, lo hago de vez en cuando, cómo es posible que Del Bosque le dejase fuera de la lista de España para el Mundial de Brasil...