Cantos profanos

Eduardo Pastor, tesorero de COFARES, la principal distribuidora farmacéutica en España, nos ha visitado para hablarnos de su obra favorita, el Concierto para violín de Tchaikovsky. También hemos conocido la figura del compositor alemán Carl Orff y la que es su obra más famosa, Carmina Burana

15 de febrero de 2015

Cantos profanos
Manuscrito del códice original de los "Carmina Burana", en el que se representa la rueda de la fortuna

El ciclo "Grandes Clásicos" de la Fundación Excelentia prosigue su andadura con el concierto de esencias polacas que el día 19 de enero se celebra en el Auditorio Nacional con la para muchos desconocida obertura de El cuento de hadas del compositor polaco Moniuszko, el Concierto para piano número 1 de Chopin interpretado por Vanessa Benelli y la cantata Carmina Burana de Orff, concierto bajo la batuta del polaco Grzegorz Nowak. Por ese motivo, hemos querido dedicar nuestra primera sección de este programa a la archiconocida cantata escénica del compositor alemán.

Presentando la figura del muniqués Carl Orff (1895-1982), hablamos sobre su especial dedicación profesional al mundo de la pedagogía musical, desarrollando un método alternativo al solfeo tradicional, en el cual puso especial énfasis en el ritmo y la percusión. Su concepción personal de la música vuelve a sus orígenes primitivos relacionándolos con el cuerpo y el movimiento físico, y con la noción de la música como rito.

Carmina Burana es una de las obras sinfónico-corales donde Orff plasma mejor todas esas concepciones pedagógico-musicales. Estrenada en 1937 en Francfort del Meno, forma parte del tríptico Los trionfi, que integran otras dos obras: Catulli Carmina y El triunfo de Afrodita. Concretamente, los Carmina son una colección de cantos goliardos de los siglos XII y XIII que fueron hallados en el siglo XIX en el pueblo alemán de Benediktbeuern, cuyos textos están en latín, alemán y provenzal antiguo. Los temas que trata son todos relacionados con la filosofía del Carpe Diem y los placeres mundanos: la glorificación de la primavera, el amor carnal y los cantos de taberna. El ritmo vehicula toda la obra para dar variedad al conjunto, que es perfectamente simétrico (la obra se abre y se cierra con el popularísimo y versionadísimo por múltiples anuncios televisivos y películas "O fortuna"). La mayoría de las canciones son estróficas, de este modo la escucha es muy sencilla y reconocible para el oyente. Nosotros esuchamos una selección variada de algunos de los números pertenecientes a los tres bloques principales de la obra (Primavera, En taberna y Corte de Amor). Algunos de esos números son los coros "Ecce gratum" o "Floret silva nobilis", la canción de barítono "Estuans interus" y "Circa mea pectora" (barítono con coro), el singular y lacónico "Olim lacus colueram" que canta el tenor con falsete en compañía del coro, o el "In trutina", bello solo de soprano.

Y en este programa del 14 de febrero el equipo de Excelentia Clásica tuvimos la gran satisfacción de contar en el estudio con Eduardo Pastor, tesorero de COFARES, la distribuidora líder en productos farmacéuticos, que tras el paso por aquí de su presidente, Carlos González Bosch, quiso acercarse él mismo personalmente a Gestiona Radio para someterse a la misma prueba. Su obra elegida fue el Concierto para violín y orquesta de Tchaikovsky en la interpretación de Joshua Bell en un concierto en directo en los Proms londinenses. Pastor, que se considera un gran amante de toda la música, escogió esta obra porque le llega al corazón y es una de las que mejor representa al instrumento que más le gusta, mencionándonos lo que costó que el público de la época de Tchaikovsky la aceptara en su comienzo como un éxito. Un instrumento que este farmacéutico de vocación precisamente ha adquirido hace unos meses para intentar llegar a hacerse una idea de qué es tocar un violín de manera decente, después de su paso por el piano (instrumento que, asegura, "chapurrea" y toca de oído). Nos contó que desde pequeño en casa, su abuela, que vivió casi toda su vida con ellos, poseía la carrera de piano, y fue ella una de las que, junto con su madre, le inculcó la afición por la música, uniéndose por ello a otros muchos otros invitados que han pasado por nuestro espacio radiofónico que nos han asegurado que su gusto musical comenzó desde su misma casa familiar. Precisamente a Pastor su apego al deporte le impidió la vocación por el piano, instrumento que rodeaba todo su entorno en aquellos años.

Nuestro farmacéutico también nos desvela que en la función que ostenta de representatividad en el puesto estatutario (tutelando, dirigiendo y vigilando las finanzas de la empresa), en ocasiones utiliza la música para reavivar su mente. Nuestra conversacón derivó a un debate sobre educación musical en el que el tesorero de COFARES manifestó que echa en falta que la cultura musical esté más presente en los programas educativos, y que sería esencial enseñar al niño lo bonito que es el sonido del violín o lo gratificante que resulta tocar el piano. En definitiva, dotar de una mayor importancia a la música en las aulas para que la evolución del niño como persona sea mejor.

ENLACE al programa del 14 de febrero