Si te sientes ignorado... ¡Actúa!

¿Qué hacer cuando nos sentimos aislados o excluidos de una situación social?

16 de enero de 2015

Si te sientes ignorado... ¡Actúa!

Que nos ignoren, que nos hagan el vacío o que nos hagan sentir invisibles es algo por lo que todos hemos pasado. Esta situación podemos vivirla de dos maneras muy diferentes dependiendo de quién, cuándo y cómo nos lo hagan.

Por un lado, esta situación no duele tanto cuando quien nos ignora no tiene ningún vínculo con nosotros. Total, a todos no podemos caerles bien y tienen derecho a pasar olímpicamente de nuestra persona.

Totalmente opuesto a este extremo es cuando alguien que nos importa nos lo hace. En ese punto vuelan por nuestras cabezas mil y una hipótesis del por qué de tal actitud y nuestra reacción se verá condicionada por la idea que cobre fuerza en nuestra cabeza pudiendo ir desde pedir una explicación inocua a tener una bronca monumental o la ruptura de la relación (y no, no exagero).

Para controlar los pensamientos negativos y nuestro enfado hemos de pararnos y racionalizar nuestros pensamientos. Para ello:

Sé realista. Todos nos hemos sentido excluidos alguna vez, sentirte excluido no será algo que pasará siempre. Lo peor que puedes cuando te sientes solo, es sentirte mal de ti mismo y estar sentado esperando a que alguien venga y resuelva tu preocupación.
Observa honestamente la situación. Analízala. Si eres nuevo y estás en esa situación, algunos grupos no invitan a nuevos integrantes. Mira a las personas a tu alrededor y escúchalas. Si no te sientes en confianza y piensas que te caerán mal o no congeniaréis, el sentimiento puede ser mutuo. Busca gente como tú.
Trata de buscar una explicación simple primero. Puede ser la mejor y la más honesta manera de saber las razones de tus amigos.

Sonríe. Una sonrisa lo arregla todo, desde tu apariencia hasta cómo te sientes. Puede que no quieras sonreír, pero hacerlo te ayudará a que te sientas mejor, aún y cuando sea forzado. Esto es importante si estás solo en tu casa o si estás con un grupo de gente. Es una manera de darte ánimos a ti mismo y que empieces a tener pensamientos alegres en vez de tristes.

No pienses mucho en el por qué no te invitaron. La gente a veces olvida invitar a todos por falta de tiempo, energía o medios de comunicación. Generalmente siempre tendrán una buena razón (aunque pienses que no sea buena) para decirte por qué pensaron y/o decidieron no invitarte. Por ejemplo, tu amigo puede haber pensado que estabas ocupado. Si te sientes excluido cuando estas con ellos, la explicación puede ser que ellos no notaron tus sentimientos, o pensaron que estabas actuando como siempre con otras personas del grupo.

Busca algo que hacer. Busca algo entretenido que hacer en vez de sentirte deprimido. Cuando te sientas excluido, solo o abandonado, lo mejor que puedes hacer es buscar algo para entretenerte. Esto te ayudará a distraerte y convertirá tu sentimiento de excluido en algo más divertido, te hará sentirte feliz y estarás ocupado, en vez de estar solo y triste. Por ejemplo:

  • Si sientes que tus amigos te dejaron solo en casa, mímate. Mira tus pelis favoritas o haz cualquier cosa que te guste.
  • Si estas en algún evento donde tus amigos te hayan abandonado o que sientes que te excluyen, encuentra tu propio camino. Conocer nuevas personas o actividades es una buena forma de disfrutar el momento y no quedarte aburrido, o sentirte excluido por tus amigos.

excluido

Habla con tus amigos de cómo te sientes. Otra forma de lidiar en situaciones donde te sientes excluido, es ser directo con tus amigos y decirles cómo te sientes, también, preguntarles las razones por las que lo están haciendo. Explícales en qué momento y en dónde sentiste que te excluyeron, también diles el por qué te hubiera gustado ir. También es importante preguntarles a tus amigos de manera educada por qué pasó eso; no pienses que son culpables por haber olvidado avisarte. 

Presta atención a las respuestas de tus amigos. Pueden estar sorprendidos que te hayas sentido excluido. Pueden mencionar que la enfermedad que padeciste recientemente, estar con tu pareja, falta de dinero, control de tus padres, o cualquier razón hayan sido el motivo por el que no decidieron incluirte. Utiliza esto como una oportunidad para aclarar cualquier cosa que ellos hayan malinterpretado para excluirte.

Se honesto contigo mismo. ¿Has hecho algo que ocasione que tus amigos quieran excluirte? Por ejemplo, ¿has sido demandante, pesado o egoísta con sus necesidades? O tal vez habéis pasado demasiado tiempo juntos. Ésta puede ser la razón por la cual decidieron estar solos. Si es el caso, acéptalo y pídeles una disculpa mencionando que cambiarás.

Sé proactivo y arregla los problemas con tus amigos. Si piensas que es tu culpa que ellos te hayan excluido debido a que tu situación actual ha hecho que las cosas sean más difíciles para saber cuándo incluirte en sus actividades (por ejemplo, un horario de estudio largo, muchas horas de trabajo etc.), entonces ayúdalos dando algunos consejos para cuadrar tu agenda con la de ellos. No saber eso a veces ocasiona que se les olvide. Pronto te harán saber si pueden hacer tiempo, pero lo más probable es que encuentren un punto medio que funcione para todos.
Cuando estés en compañía de tus amigos, puede ser una excelente oportunidad de hablar de problemas que estén ocurriendo. Si no escuchan tus sugerencias esto puede tener un significado más profundo: "la amistad" puede que no sea tan amigable después de todo. Por otro lado, puede que estén contentos de que finalmente tomes iniciativa para organizaros.
Si tus amigos siguen excluyéndote, entiende el mensaje. En caso de que siempre te excluyan o ignoren, es tiempo de afrontar la realidad que no puedes contar con ellos como tus "amigos". Si te excluyen a propósito y te dicen mentiras, es una señal de que te están usando y colateralmente te harán daño. Puede ser difícil de aceptar al principio, pero es mejor aceptarlo que vivir en una mentira con personas que te lastiman y te tratan como un accesorio. Te mereces algo mucho mejor que eso y verdaderos amigos.

Valórate. Si dejas que personas entren en tu vida como "amigos" pero te lastiman, estas menospreciando lo que tú vales. Valorarte a ti mismo significa reconocer su comportamiento negativo y protegerte de él. Escoge bien a tus amigos.

Por supuesto, todos estos consejos son aplicables a la pareja o al temido whatsapp.

Sé prudente y habla con tu entorno antes de sentirte atacado. Di no al melodrama.