'Christmas Jumper Day' y el Burger & Lobster

El pasado viernes fue lo que, aquí en Reino Unido, llaman Christmas Jumper Day, es decir, el día en el que la gente se pone un jersey de Navidad, ya sea nuevo, antiguo o decorado por uno mismo. Se hace, especialmente, en el trabajo y los colegios, donde hacen un concurso a ver quien lleva el jersey más hortera. Tiene como objetivo donar dinero a Save the Children, ya que fueron los que empezaron a organizar esto.

22 de diciembre de 2014

'Christmas Jumper Day' y el Burger & Lobster
El menú del Burger & Lobster es hamburguesa y langosta, no hay más.

Así que, el viernes pasado, se podía ver por Londres a todo tipo de gente vestidos terriblemente hortera, especialmente, en la City, que es donde yo había quedado para cenar en el Burger & Lobster de Farringdon. Es una buena zona para cenar o tomar unas cervezas cualquier día de lunes a viernes, porque está lleno de pubs y restaurantes, está siempre animadísimo.


El problema es que tu hermano también participe en su trabajo y que se ponga el jersey hortera en el Burger & Lobster, se le puede ver en la foto siguiente, con su amigo Pablo, que era su último día en Londres, después de varios días de turismo con su mujer.


Burger & Lobster
Yo no había ido nunca, pero está muy de moda y había oído hablar de él unas mil veces. No reservan, pero mi hermano que ya se conoce la historia dijo "no importa, quedamos a las ocho allí, pedimos mesa, nos tomamos una pinta (o dos) en la barra y en una hora nos dan mesa" Y es cierto, en una hora estábamos sentados los seis que quedamos, tras una pinta y media.


Tomando una pinta en la barra
El sitio está super bien puesto y es una pena que yo haya sacado unas fotos tan malas, porque la verdad es que estaba todo animadísimo y mis fotos dejan mucho que desear. Pero yo estaba con más ganas de hablar y de beber que de hacer fotos. Hay taburetes de sobra y mesitas o barra para estar cómodamente sentados.


El menú: hamburguesa y langosta
Es así de sencillo, no hay nada más, las opciones son: hamburguesa, o langosta, o hamburguesa y langosta, y esto último es lo que pedimos. Un plato inmenso con media langosta a la plancha (puedes pedirla cocida) acompañada de salsa de mantequilla, está buenísima.
Y en el mismo plato inmenso, una hamburguesa, riquísima, que puedes pedir con bacon, o queso, o ambas cosas, acompañada de unas patatas riquísimas y ketchup Heinz, como manda en las buenas hamburgueserías.



La langosta, mejor a la plancha, porque evidentemente no es una langosta del Cantábrico, pero a la plancha y con la salsa de mantequilla está riquísima, además, es facilísima de comer porque vene abierta y con la pinza separada. La hamburguesa está deliciosa, yo la pedí sólo con queso y estaba riquísima. Además, te ponen un babero enorme para que no te manches, pero no te preocupes porque es monísimo.

Después, pedimos postre para todos y llegaron seis tristes vasos de fruta de la pasión, limón ybrownie, todos con nata, que después de la langosta y la hamburguesa parecía una birria de postre digna de otro lugar, pero la verdad es que estaban riquísimos. Una recomendación a Burger & Lobster es que utilicen otro tipo de vasos.