El calor de un público extraordinario

El sábado, 29 de noviembre, hicimos nuestro programa "Gente Extraordinaria" desde los Teatros del Canal. Era la primera vez que hacíamos el programa con público. Por eso, estábamos muy nerviosos al principio.

8 de diciembre de 2014

El calor de un público extraordinario
"Gente Extraordinaria" se emitió el sábado, 29 de noviembre, desde los Teatros del Canal

El sábado por la mañana nos levantamos, desayunamos, nos lavamos y nos pusimos un modelito súper fashion. Melanie, por ejemplo, llevaba unas mallas negras, un pantalón vaquero y una camiseta de colores morado, negro y amarillo. También se echó colonia. Nuestra compañera Raquel, incluso, se puso tacones. Vamos, que todos íbamos bien guapos.
Cuando llegamos nos fuimos a un camerino que era muy grande. Allí nos echamos unas risas con algunos invitados, como Albert Boadella y El mito de Noa. Por cierto, que la chica de El mito de Noa estaba guapísima y canta maravillosamente bien.
Cuando nuestra voluntaria Ana vino a buscarnos al camerino, nos dijo que teníamos que hacer una fila para salir al escenario cuando dijeran nuestro nombre. Federico entró al escenario y nos fue chocando las manos.
Los días de antes habíamos ensayado las entrevistas y las noticias porque a algunos, como a nuestra compañera Irene, no le salía ni para atrás. Se liaba mucho. Pero cuando llegó la hora de comentar la noticia, con lo mal que lo hizo en el coche, le salió extraordinariamente bien explicada y de forma graciosa.
También nos reímos mucho con la noticia de Carlos Pau sobre un retrete y cuando Dani Ortega llamó "perro flauta" a Carlos Sobera, que vino a hablar de su obra de teatro "El ministro".
Otra invitada fue Martirio, que tiene una bonita voz y habla tan dulce y profundo que llega a todos los corazones. También fue estupendo recordar algunas canciones con José María Guzmán.
Al final del todo nos dieron el Premio Cermi. ¡Fue toda una sorpresa! Nos pusimos muy contentos y nos hicimos muchas fotos para el recuerdo. Nuria pudo hacer su trabajo de fotógrafa, aunque también había otros fotógrafos profesionales en el teatro.
Vino a vernos mucha gente, que nos aplaudió mucho. A Patricia vinieron a verla sus amigas Alba y Beatriz. La hermana de Anna vino por sorpresa desde Bruselas. A Irene le vino a ver sus tías, su hermana, sus padres, su novio Dani, su amiga Marta y José, un monitor de Ocio que es un cielo de persona.
¡Fue una fiesta por todo lo alto! Nos encantó esta experiencia, que fue la mar de divertida. Se nos hizo corto y nos gustaría repetir otra vez. Fue un día inolvidable, fue un día extraordinario.