Consumo colaborativo, 7 maneras de viajar low cost

Si algo caracteriza a los últimos tiempos es la aparición del consumo colaborativo, pero ¿esto qué es lo que es? Se podría resumir como un trueque de los de antaño, pero a través de internet, es decir, ahorrar dinero intercambiando productos y servicios.

27 de noviembre de 2014

Consumo colaborativo, 7 maneras de viajar low cost
Jim Champion de Geograph

Cada vez hay más modelos de negocio y cada vez son más las personas que hacen uso de este tipo de sistemas. Y es que es un buen método para ahorrar dinero, tanto en la luz y el agua del hogar, como en lo que a nosotros nos interesa aquí, en los viajes. Si lo piensas bien, qué mejor manera (económicamente hablando) de conocer mundo que compartiendo e intercambiando.

Si quieres ahorrar dinero en tu próximo viaje no dejes de mirar estos tipos de consumos colaborativos, los hay para todos los gustos y colores. Y es que como dicen, ¡compartir es vivir!

1. En coche. Si para llegar a tu próximo destino es viable hacer el viaje en coche echa un ojo a páginas como Blablacar o Amovens. El sistema es fácil: el que tiene un coche pone cuál es su trayecto, la fecha en la que va a viajar y cuántos asientos libres le quedan; el viajero busca un vehículo con el que ir y el precio que mejor se adapte a su bolsillo. La mayoría de las veces el coste y la hora de salida están establecidas, pero puedes llegar a un acuerdo. Hay veces en las que, incluso, puedes negociar el lugar desde dónde partir.

2. Evita el tráfico. Lo peor de los viajes en coche, sobre todo en esas escapadas de puentes en las que toda España huye de las ciudades, son las 'operaciones salidas' y las 'operaciones retorno'. El tráfico puede jugar una mala pasada a tu viaje, salvo que utilices aplicaciones como Waze, en la que los conductores van avisando del tráfico y de posibles problemas que puedas encontrar por la carretera. Incluso de controles y radares escondidos.

3. En tren. Si prefieres viajar en tren, pero estás rompiéndote los sesos buscando la mejor oferta lo mejor es compartir mesa. El AVE es un medio de transporte muy cómodo pero nada barato, por lo general. Para ahorrar dinero lo mejor es que uses la aplicación CompartirTrenMesaAVE, tanto desde Facebook como desde su propia app móvil.

4. Alojamiento. Una vez escogido el destino y el modo de transporte llega el momento de buscar dónde dormir. Los albergues suelen ser los favoritos para aquellos que buscan ahorrar dinero en el alojamiento, pero hay otras metodologías cómodas y baratas para dormir durante tu viaje. Puedes alquilar un apartamento a una persona durante días buscando en Airbnb o pedir que alguien de tu destino te preste un hueco en su casa (normalmente a coste cero) formando parte del CouchSurfing.

5. Otras formas de dormir. Hay alojamientos alternativos que también son un buen método de ahorrar dinero en tu viaje. Si te gusta ir con tu tienda de campaña a cuestas Gamping es tu aplicación ideal. Podrás acampar en jardines de casas por precios muy económicos. Si te gusta la vida del campo, desde WWOOF te ofrecen comida y alojamiento gratis a cambio de un poco de ayuda en su granja.

6. Intercambio de casas. Si quieres una casa para ti solito en tu próximo viaje y no pagar nada por ello, no te comas la cabeza porque... ¡es posible! Sólo tienes que acondicionar tu casa y buscar a alguien que quiera intercambiar la suya por la tuya durante las fechas de tus vacaciones. Para ello podrás utilizar webs como My Twin Place o Knok.

7. Evita lugares conflictivos. Cuando llegas a una ciudad nueva no sabes muy bien qué es el centro y qué no, y no sabes si al callejear estás descubriendo lugares increíbles o metiéndote donde nadie te llama. Para ello nace Sketch Factor, una app que alerta de lugares conflictivos de las ciudades. Eso sí, bastante polémica ha traído consigo. La BBC ha denunciado a sus desarrolladores por crear una aplicación que fomenta la discriminación.