Xabi Alonso, Casillas y las cuentas pendientes

Algunos ven como un ajueste de cuentas las palabras de Xabi Alonso, exjugador del Real Madrid ahora en las filas del Bayern de Múnich, con Casillas como telón de fondo.

24 de noviembre de 2014

Xabi Alonso, Casillas y las cuentas pendientes
Xabi Alonso, jugador del Bayern de Múnich. Foto: GTres

En el mismo fin de semana en el que Federer agrandaba su figura con la victoria de Suiza en la Copa Davis y Hamilton su palmarés con un nuevo entorchado en la F1, los tres primeros clasificados de la pasada Liga no dejaban ni una sola rendija por la que una sorpresa pudiese colarse.

Real Madrid, Barcelona y Atlético hicieron pleno en sus respectivos compromisos ante Eibar, Sevilla y Málaga. Cada uno con sus armas. El Madrid y el Barça con sus bombas de destrucción masiva (Cristiano Ronaldo y Messi) y el Atleti con una (el balón parado) que sigue siendo indetectable para sus rivales por más que éstos conozcan sus efectos. Al primero que no encaje un gol de córner ante los de Simeone le darán un premio...

Messi y Cristiano Ronaldo siguen a la suyo: hacer historia. El primero como máximo goleador de siempre en la Liga y CR7 agrandando un registro goleador imposible de explicar sin pensar que este tipo llegó a Portugal procedente de otro planeta. Sólo un dato para explicar lo que está haciendo en el arranque liguero: sus 20 goles en las 12 primeras jornadas de Liga suponen una proyección (de continuar el luso con su insano promedio) de más de 60 goles al término del campeonato.

Hasta que llegó la Liga (y con el insufrible parón de selecciones de por medio), nos entretuvimos con unas palabras de Xabi Alonso sobre Manuel Neuer, portero del Bayern y la selección alemana. "Es, con diferencia, el mejor portero con el que he jugado y es extraordinario como undécimo jugador de campo. Si le diesen el Balón de Oro, sería justo", afirmó el tolosarra en la revista alemana Sport Bild.

Sus palabras se interpretaron por muchos como un menosprecio a Casillas y a Cristiano Ronaldo, una conclusión que llama poderosamente la atención por dos factores. Primero, Alonso no menciona a Iker. Ni a Casillas ni a ningún portero. Segundo, las ganas de meter en la ecuación a Cristiano (¿así parece un ataque al Madrid?) a pesar de que Xabi no pida expresamente el galardón para Neuer en detrimento del portugués.

A pesar de que no nombra a Casillas, lo cierto es que hay que ser demasiado bienintencionado (o demasiado ingenuo) para no adivinar entre líneas cierta alusión al juego de pies de Iker al poner por las nubes el desempeño fuera de los palos de Neuer. Más allá de eso, las palabras de Xabi Alonso (vistas sin el revanchismo de quien no le perdona su afinidad con Mourinho) no son más que una opinión personal. La mía es que algunas de las valoraciones que hace Xabi Alonso son innecesarias.

Una opinión personal (la de Xabi Alonso), además, entendible. Para mí, a día de hoy, Neuer es, con diferencia, mejor portero que Casillas. Que parece que con Neuer hablamos de un piernas y no de un jugador que es tan campeón del mundo como Casillas, tan campeón de la Champions como Casillas y tan campeón de Liga como Casillas. Y al que, puestos a decirlo todo, no han dejado en el banquillo dos entrenadores distintos en dos de las últimas tres temporadas, época que es la que ha vivido Xabi Alonso, muy lejos en el tiempo del Casillas fulgurante de antaño.

Por si fuera poco, no hay que perder de vista un detalle 'de nada': Xabi Alonso es jugador del Bayern. La obviedad bastaría para explicar las palabras de elogio de Alonso a Neuer, un portero que es su compañero. Puestos a pedir gestos de complicidad con compañeros, uno reclamaría el mismo nivel de exigencia empleado con Xabi Alonso para con el capitán del Real Madrid cuando dice que el tema del Balón de Oro ya le cansa.

Xabi Alonso, por cierto, ha completado un viaje tan sideral como el de McConaughey en Interstellar. En apenas unos meses, ha pasado de ser un jugador estratégico en el Madrid y su marcha un monumental error por parte de Florentino a poco menos que un apestado al que nadie echa de menos en la capital de España.

Algo que no es cierto. Xabi Alonso, que eligió salir del Madrid por una puerta menos grande que la que tal vez le correspondía, dejó huella en el madridismo, una religión que abrazó con la fuerza del converso y que le consideraba ya uno de los suyos. Le seguirá considerando así a poco que el cariño de Xabi por el Madrid sea recíproco.

Es precisamente ese cariño que el madridismo sentía/siente por Xabi Alonso el motivo por el que son muchos los que siguen sin entender ni las razones ni el momento elegido por el tolosarra para salir del Madrid.

Y mucho menos para ir al Bayern junto a Guardiola. Que lo cortés no quita lo valiente...