Isco, de Iniesta a Modric en la Selección y el Real Madrid

Isco, tras su partido ante Bielorrusia, se postula como uno de los posibles líderes de la nueva España de Del Bosque. También es una de las alternativas de Ancelotti en el Madrid para suplir a Modric.

17 de noviembre de 2014

Isco, de Iniesta a Modric en la Selección y el Real Madrid
Isco celebra el gol que abría el marcador ante Bielorrusia. Foto: Gtres

En un fin de semana marcado por un nuevo parón en la Liga por 'culpa' de las selecciones, un nombre suena aún con más fuerza en el fútbol español: Isco.

El jugador malagueño del Real Madrid deslumbró con su golazo por toda la escuadra (la manida expresión en este caso es tal cual) ante Bielorrusia y se convirtió en el gran protagonista del partido de clasificación para la Euro 2016.

A Vicente del Bosque el partido de Isco no terminó de gustarle. O al menos se esmeró en ponerle peros. A cada elogio de la prensa a Isco, le sucedía un 'aunque' del seleccionador. "Isco ha estado muy bien, aunque ha querido jugar demasiado fino", dijo Del Bosque tras el partido del jugador del Madrid. Algún pero le tiene que ver a Isco cuando le dejó fuera de la lista para Brasil 2014, claro. Aquello, que parece que fue hace siglos, sucedió hace apenas cinco meses. E Isco, hay que recordárselo a los muchos que hoy le colocan como bandera de 'La Roja' y callaron por su ausencia en la lista definitiva para Brasil, fue titular en la final de Copa y decisivo tras su entrada en el campo en la final de la Champions la pasada temporada.

El choque ante Bielorrusia llegaba marcado por las palabras de Sergio Ramos reclamando más compromiso a algunos de sus compañeros de selección. Los dardos dialécticos (públicos, ojo a las consecuencias) del central sevillano tenían dos destinatarios claros: Cesc Fàbregas y Diego Costa.

Los dos jugadores del Chelsea no formaron parte de la lista de Del Bosque para los partidos ante Bielorrusia y Alemania debido a diferentes problemas físicos. Unos problemas que Ramos no considera de suficiente entidad como para ausentarse de dos partidos con España.

El debate ha tenido más recorrido que en ocasiones precedentes (¿Xavi? ¿Piqué?) por un solo motivo: Mourinho. El entrenador del Chelsea, defendiendo los intereses del club que le paga, no era partidario de que sus jugadores acumulasen más minutos de juego y que aprovechasen el parón por los partidos de selecciones para ponerse definitivamente a punto. La posición de Mourinho es entendible. Que le pregunten a Ancelotti qué le parece quedarse sin Modric el próximo mes de competición...

El croata, que había formado una sociedad perfecta con Toni Kroos en el centro del campo del Real Madrid, estará lejos de los terrenos de juego entre tres y cinco semanas debido a una lesión muscular ocurrida en el Italia - Croacia de este domingo.

A la ultraofensiva idea de Ancelotti para encontrarle un hueco a Isco en el once (sin tener que quitar ni un sólo cartucho de la pavorosa dinamita con la que cuenta el Real Madrid arriba) parece abrírsele una opción tras la lesión de Modric. Sería la de acompañar a Kroos por Isco en el medio, con James, Bale, Benzema y Cristiano por delante. ¿Podrá el Madrid jugar así?

Solo hay una cosa segura. Si 'Carletto' se atreve a poner uno de los equipos más ofensivos de la historia del Real Madrid, y el experimento funciona, volveremos a abrir un debate en el conjunto blanco, cambiando en la diana a James por Modric.

Un debate interesante en lo periodístico pero artificial en el fútbol de nuestro tiempo, donde los equipos de altísimo nivel no pueden tener un once titular fijo, sino entre 15 y 20 jugadores 'top' para afrontar con garantías todas las competiciones en juego. ¿James o Isco? ¿Bale o Isco? ¿Bale o James? ¿Pepe o Varane? ¿Casillas o Keylor? La respuesta, algo que por suerte cada vez entienden más jugadores, es evidente: TODOS.