Un compositor nominado a los Goya, en "Excelentia Clásica"

En el programa del 8 de noviembre tuvimos con nosotros al compositor de música de cine Óscar Navarro y al periodista deportivo Gaspar Rosety

16 de noviembre de 2014

Un compositor nominado a los Goya, en "Excelentia Clásica"
El compositor español de bandas sonoras Óscar Navarro

La música de cine fue una de las grandes protagonistas de Excelentia Clásica en el programa del sábado 8 de noviembre, ya que contamos por primera vez con un joven y talentoso compositor español centrado casi exclusivamente en la composición de bandas sonoras como es el alicantino Óscar Navarro, gran colaborador como director de orquesta en los ciclos de conciertos de la Fundación Excelentia. Con él charlamos acerca de su reacción a la nominación a los premios Goya por su música para la película estrenada en 2013 La mula, además de explicarnos el proceso de creación de un banda sonora, respecto a lo que manifestó que en ocasiones es preferible no destinar ninguna música a determinadas escenas de una película por no resultar tan esencial o necesaria. También nos anunció sus proyectos más inmediatos en el campo de la música sinfónica y cinematográfica, en la cual está especializado. Durante el trancurso de la entrevista, tuvimos la oportunidad de escuchar algunos fragmentos de dos de sus creaciones musicales más sensacionales y espectaculares para la gran pantalla: Libertadores y Ares y Atenea.

También era la primera vez que en nuestra entrevista a empresarios o directivos contactábamos con un periodista deportivo, algo que por su misma singularidad siempre aporta cierta curiosidad. Gaspar Rosety, asesor de Presidencia de la Real Federación Española de Fútbol, presidente de la Asociación de Derecho Deportivo de Madrid y miembro del claustro de la Facultad de Artes y Comunicación de la Universidad Europea de Madrid, fue el comunicador que se prestó a compartir con nosotros su juvenil gusto por la música clásica y desvelarnos que el popularizado vals El bello Danubio Azul de Johann Strauss (hijo) es la pieza musical a la que desde siempre ha tenido más cariño, en parte debido a que los melómanos nos despertamos con ella cada 1 de enero en el tradicional Concierto de Año Nuevo desde la Musikverein de Viena. Aprovechando la presencia telefónica del veterano periodista y a causa de la enorme afición por el fútbol de nuestra compañera Katy, la conversación terminó degenerando en temas de actualidad futbolística.

Con anterioridad a las dos entrevistas, comenzamos el programa descubriendo la vida y obra de un compositor un tanto desconocido entre el gran público, el alemán Max Bruch, destacado representante de la gran tradición musical romántica alemana. Como siempre hacemos en esta primera sección, a medida que narramos los datos biográficos del músico, escuchamos fragmentos de algunas de sus partituras más célebres, en este caso el Concierto para violín número 1 en sol menor op. 26, la Fantasía Escocesa para violín y orquesta, Kol Nidrei (las variaciones para violonchelo y orquesta que Bruch dedicó a la comunidad judía de Liverpool durante su estancia en esta ciudad inglesa como director) y su atípico Concierto para dos pianos, cuyo arrebatador primer movimiento tiene una cierta similitud estilística con el comienzo del Concierto para piano número 1 de su coetáneo Johannes Brahms.

La cita más destacada de nuestra agenda "Clásica al día", por su ambicioso afán multidisciplinar, fue el maratón conmemorativo del centenario de la Primera Guerra Mundial que organizaban los Teatros del Canal el domingo 9 de noviembre, con variados espectáculos musicales, teatrales, de danza, cine, circo y gastronomía.

Para concluir el programa, el equipo de Excelentia Clásica conversó en tertulia acerca de cómo se destinan a instituciones benéficas y sin ánimo de lucro los fondos recaudados en los conciertos de música clásica que se organizan para apoyar fines sociales y benéficos.

Podcast del programa Excelentia Clásica