¡Isabel Pantoja entra en la cárcel, OMG!

Lo pienso y no doy crédito: Isabel Pantoja, tonadillera reconocida y viuda de Paquirrí, ¡entre rejas! Mother mine of my life. Habrá que verlo para creerlo, pero parece que la cosa va para adelante y el otrora ídolo de masas va a entrar en la cárcel.

5 de noviembre de 2014

¡Isabel Pantoja entra en la cárcel, OMG!
Isabel Pantoja, durante el juicio. /archivo.

Vamos, que me lo dicen hace diez años y todavía me estoy riendo. Claro, que me dicen hace cinco años que su pequeño del alma iba a ser dj y ahora... bueno, sin comentarios.

Pues resulta que sí, que la Panto no ha podido pagar la multa de un millón de euros que en un momento dado la habría salvado de entrar en prisión (y eso que se han hecho campañas de recaudación de fondos en su ayuda y todo) y parece ser que va a acabar entre rejas. Y dos años, si no hay cambios. Como te lo cuen...

Y aquí vengo yo: ¿por qué a la Zaldívar le cayeron dos años y medio y a la Panto solo dos por el mismo delito? Y sobre todo: ¿Por qué con todo el dinero que ya debían de tener, especialmente la Panto, se meten en un sarao económico de estas magnitudes? No lo entiendo. O es verdad que la Panto estaba ciegamente enamorada de Cachuli, o la avaricia rompe el saco y mira como acaban. 

Parece ser que Zaldívar está estudiando teatro e inglés en la cárcel y que se ha adaptado fenomenalmente, oiga. A ver qué hace su enemiga íntima cuando llegue al penal... ¡Ay Panto, quién te ha visto y quién te ve! Tu que llenabas en el Tívoli de Málaga y en el Parque de Atracciones de Madrid (todavía no tengo claro donde te vi en concierto siendo yo solo una niña, se me mezclan los recuerdos) y ahora tienes que cancelar conciertos... ¿Qué no tendrá el Cachuli para que acabes en la trena? Ésa es otra pregunta que me carcome el alma...

Pero concluyendo, que si mis abuelos levantaran la cabeza y te vieran como estás ahora (con un hijo Dj, una hija... en fin, una hija sin más y tú ahora camino de la cárcel...), la bajaban ipso facto... Amos que no... 

Y lo que más me duele de todo, fíjate tú, es que probablemente tú blanquearas por amor, mientras Rato y Blesa se han pegado unas juergas a nuestra cuenta (la tuya, la mía y la de todos en general) que no veas y siguen respirando aire fresco... No es que el mundo esté al revés, pero torcido, está un rato.