Todorovic o solo los torpes le joden la carrera a un joven de 21 años

El basket no tiene edad... ¡Que coño! Siempre dentro de unos parámetros pero nuestro deporte ha demostrado que hay grandísimos jugadores que han destacado con 19 años y se convirtieron antes de los 22 en rutilantes estrellas. A su vez, los hay que cerca de los 40 siguen siendo útiles a los equipos que siguen confiando en ellos. Son muchos los ejemplos de uno y otro caso. Lo importantes es no joder la carrera de nadie, joven o veterano

22 de octubre de 2014

Todorovic o solo los torpes le joden la carrera a un joven de 21 años
El ala pívot Marko Todorovic, canterano de FIATC Joventut, se ha tenido que ir del Barcelona para demostrar que la puede romper desde ya./Liga Endesa

Los entrenadores son como la gripe. Los hay buenos, malos o regulares. Una de las 'cualidades' de los peores es joder la carrera a jugadores en edades comprometidas. O sea, cuando deben empezar a destacar, o cuando aún y pese a su veteranía con capaces de aportar grandes cosas y ser pilares de sus equipos. No acuso a nadie. Xavi Pascual es de los buenos. Siempre lo defiendo. Pero no va ser perfecto, ¿no? Al menos apuesta por Abrines....

Es verdad que en nuestro país los años de baloncesto activo `profesional se acortan más que en la NBA. Allí un jugador es carne profesional con 19 años y lo puede seguir siendo con cierta facilidad hasta completar una carrera de casi 20 años. ¿Dónde está la diferencia? ¿Por qué aguantan más allí pese a jugar una media de 70-75 partidos al año durante todas esas temporadas, descontando lesiones y otros contratiempos? Yo creo que la diferencia sigue siendo la calidad y capacidad física, la condición atlética y el trabajo físico y de gimnasio. No hay otra...

Podíamos ilustrar lo que decimos en Tim Duncan, pilar fundamental de los grandísimos Spurs de San Antonio. O, en el otro sentido que analizamos,  en Kyrie Irving, Kevin Love o nuestro Ricky Rubio, que debutó en la NBA como titular con 21 años cuando ya lo hiciera siete años antes con la Penya en ACB con aquellos tiernos 14. 

                  

Todo esto que digo es una de las claves del inicio de la Liga Endesa. ¿Qué jugadores 'están pitando'? Ilustres veteranos como Felipe Reyes, Javi Salgado o Fran Vázquez, todos ellos con no menos de 34 años. La mejor muestra es Andy Panko. ¡Ole! El norteamericano, convertido en un clásico ya de nuestra liga, va camino de los 38 años y es el principal sostén en cancha del Montakit Fuenlabrada. Es el quinto jugador en valoración de la Liga Endesa y el primero en anotación, siendo un jugador importante para Luis Casimiro, un gran técnico que ya sabe que el bueno de Andy será vital para el futuro de su equipo y el suyo propio si cumple con la premisa de no quemar al norteamericano físicamente. ¿Qué hubiera pasado con él si un entrenador hace dos o tres temporadas hubiera pensado que estaba acabado? Bueno, casi le pasa a Felipe Reyes con Messina, ¿no? Pues eso...

En el otro lado, es decir, en el de ejemplos de jugadores jóvenes que desde temprana edad la están rompiendo tenemos talentos como el letón Dairis Bertans, del Baskonia, que con 21 añitos acumula medias de más de 15 de valoración en los tres partidos oficiales que lleva, y que está siendo el mejor de su equipo en su catastrófico inicio, quién lo iba a decir rodeado como está de jugadores ya consagrados, veteranos y muchos de ellos, supuestamente, en lo mejor de sus carreras. 

El otro ejemplo que viene al pelo es el del joven ala-pívot montenegrino Marko Todorovic, que tuvo que salir del Barcelona para tener los minutos suficientes para que su nombre figurase ya entre los más granado del viejo continente. Le faltaba a Marko un ingrediente, además de un equipo con menor potencial que el blaugrana -sí, lo reconozco, eso cuenta- : Un entrenador que confiara en él. Sito Alonso ya lo conocía del Joventut. Sabía que el chico está llamado a ser líder en Europa y, probablemente, jugador muy útil en la NBA. Y la buena química ha dado sus frutos. 

Todorovic ha pasado de ser un jugador marginal en el FC Barcelona a ser una de las referencias, uno de los nombres propios de estas tres primeras jornadas de la Liga Endesa y parece haber dado el paso definitivo para asentarse en la élite, tras dos años sin apenas jugar. Hay quien dice que en el Barça no 'podía' jugar... Analicemos: De Shaun Thomas, un norteamericano fichado este año por el Barça que no es ningún veterano en Euroliga o en finales universitarias. Bien. Este chico juega 20 minutos por partido, anota ocho puntos y coge dos rebotes de media. Decían de Thomas que lo fichaba el Barcelona por ser versátil, físico y buen defensor. ¿Podría hacer lo mismo que él este Todorovic si le hubieran dado en el Barcelona 20 minutos todos los partidos? ¡Joder, qué pregunta!

Mejor jugador de la segunda jornada con 22 puntos y 11 rebotes y unos promedios de 13,7 puntos, 7,4 rebotes y de valoración en las tres primeras jornadas. Ése es Todorovic.

Formado en las categorías inferiores del Joventut de Badalona, donde era uno de los mejores jugadores, Marko Todorovic aterrizó en el FC Barcelona en la campaña 2012-13, cuando sólo tenía 20 años. Los azulgranas vieron en él a un jugador de mucho futuro y apostaron por él al pagar una indemnización a la 'Penya'.

                    

Pero Xavi Pascual no acabó de darle la confianza que Marko Todorovic necesitaba. En su primera temporada el montenegrino jugó 226 minutos en 31 partidos, pero enseñó su potencial. Así, fue seleccionado en el número 45 del Draft de la NBA por Portland Trail Blazers. Podría haber mejorado su rendimiento en la siguiente temporada, pero no pasó de jugar pocos minutos y muy marginales. 

 ¿Qué hubiera pasado de no salir del Barcelona? En definitiva, Hezonja, con un año menos que él sigue en el Barcelona. Honestamente creo que hubiera pedido su salida del club con un portazo. Hubiera gritado que necesitaba minutos. Por cierto, lo mismo que hará el año que viene Hezonja, si no sale del Barcelona, aunque sea para volver después.

Con tiempo en la cancha y la confianza de sus entrenadores estos chicos la romperán. ¿O ficharemos a un buen norteamericano que cobrará 300.000 pavos cuando menos? ¿Problema? Las cosas de los 'mayores': El montenegrino acaba contrato el próximo verano y si su rendimiento sigue a este nivel se va a convertir en una pieza muy codiciada, obligando a los azulgranas a hacer un esfuerzo para renovarle o a dejar marchar a un jugador con un futuro a corto plazo muy prometedor, mientras contrata algún americano que ya ha tocado techo. 

Por cierto... ¿Cuándo cumple contrato Hezonja?