Razones para que Joan Plaza esté en la agenda de los grandes

El Unicaja lleva un pleno de victorias en los tres partidos oficiales que ha disputado. Tanto en Liga Endesa como en Euroliga. En este último caso, ayer mismo, en Croacia frente al Cedevita Zagreb por (63-78). No es casualidad. El año pasado, los malagueños ya rayaron a gran nivel. Y este año mejorarán sus prestaciones. Creo en ellos. Y parte importante de ese éxito le pertenece a Joan Plaza, uno de los mejores técnicos españoles, si no el mejor

17 de octubre de 2014

Razones para que Joan Plaza esté en la agenda de los grandes
Joan Plaza, actual técnico de Unicaja, es uno de los mejores entrenadores españoles de la actualidad, si no el mejor./ARchivo

Fue un rumor. Tan solo un rumor. Quién sabe si llegará a materializarse algún día. En medio de la temporada pasada se decía por Barcelona que Joan Carles Raventós tenía un plan para relanzar el baloncesto en el Palau Blaugrana después de constatar la bajada de la asistencia a la cancha culé. Se apuntaba que en el club había una lista de entrenadores como alternativa a Xavi Pascual. Un técnico muy del gusto de algunos, criticado a muerte por otros. Buenísimo en cualquier caso. Y es que está visto que las mismas caras durante algunas temporadas consecutivas aburren a la caprichosa afición, por muchos éxitos que se consigan. 

Pero al caso. Esa presunta lista apócrifa tenía diez nombres. Y pocos convencían al jefe de secciones blaugrana. Y es que para Raventós iba a ser un problema encontrar un relevo a Pascual, que lo ganó todo y que cuenta con el apoyo de la prensa, aunque no tanto del público con un sector díscolo que critica su excesivo tacticismo. Su encorsetamiento del juego. Hay gente para todo. Yo creo que no existe 'un' baloncesto, sino 'muchos' baloncestos y la mayoría sirven para ganar si se ejecutan bien. Al margen de que a cada uno le gusten unos ingredientes.

El caso es que en esa lista de entrenadores, los más destacados según se supo tiempo después, eran Pedro Martínez y Fotis Katsikaris. Buenos técnicos sí, pero menos que el gran favorito, un Joan Plaza que contaba y cuenta con dos hándicaps importantes en can Barça: Su pasado 'penyero' y madridista. 

                               

Unos meses después, en junio, mientras el Real Madrid pensaba en el inquilino del banquillo, alguien tiró de agenda y pensó en marcar el número de Joan Plaza por si había que dar el relevo a Laso. Era lógico, entre 2006 y 2009 estuvo al mando del conjunto merengue, con el que ganó una ACB y una Copa ULEB. ¿Otros nombres? Los mismos de antes, Katsikaris y Martínez. 

En el último programa de 'Pick and roll', de Gestiona Radio, inauguramos una sección con la que dar cabida al sentimiento puro de aficionado al Real Madrid: 'Fernandel, madridista fiel'. Pues bien, nuestro protagonista en esa 'popular' sección recordó, a instancias mías que, de siempre, su entrenador favorito en la casa blanca fue Joan Plaza, a quien negaron el pan y al sal durante su estancia en la capital. Mis compañeros de mesa, a mi juicio torpemente, se rieron de 'Fernandel'. Y yo, como no puede ser de otra manera, me escandalice y alabé su gusto.

No tengo nada en contra de Pablo Laso. Me parece un gran entrenador y su estilo me gusta. Es mi estilo. La temporada pasada pudo ser genial. Pudo... Está por ver si consigue acoplar las piezas y, con ello, un equipo más equilibrado interior-exterior. Pero merece todo el crédito. Y es que yo he venido aquí a defender y agrandar la figura de Joan Plaza, no a empequeñecer injustamente otras. 

Este año veremos de lo que es capaz de Plaza cuando le dan algunas buenas piezas. Y es que en Unicaja hay mimbres y el cuarto presupuesto de nuestro país. Ya lo dijo Jasmin Repesa en diario Sur, en vísperas de su debut europeo: "He visto en varios partidos al Unicaja y juega muy, muy bien. Les vi en el torneo de Estambul y estuvieron a gran nivel. Les he visto contra el Tau de Vitoria y jugaron realmente bien. Tienen un gran equipo, un sistema excelente. En este momento quizá juegue el mejor baloncesto de Europa".

Y analizó así su plantilla, una plantilla construida a partir de los designios de Plaza: "Tiene dos grandes jugadores por cada posición. Tiene dos grandes bases, dos grandes tiradores y Kuzminskas-Stefansson están en el puesto de 'tres', y jugadores atléticos y americanos en el puesto de 'cuatro' más Fran y Golubovic... Son diez jugadores de un altísimo nivel. Y, por supuesto, el entrenador. No es sólo cuestión de jugadores, también hay un gran entrenador".

Tengo claro que para cualquier proyecto, la confianza de los jugadores en su técnico es vital, y en el caso de Plaza, la credibilidad define su discurso que se basa en la convicción y en la asertividad. En ataque los jugadores deben siempre generar peligro. No hay jugadas, hay situaciones. En defensa se muere solidariamente. Sin casarse con nadie.

¡Joan Plaza, selección!