La Liga Endesa o esa ficción de competición de Barça contra Real Madrid

Que no nos cuenten paparruchas. La emoción de la Liga Endesa se reduce a saber si la ganará el Barcelona, como el año pasado, o si será el Real Madrid de Pablo Laso. Es triste. Solo salva la competición la salud de la afición al baloncesto en España. Sufridores... ¿Apostamos un brazo a que ganan la Liga Endesa el Barça o el Madrid?

3 de octubre de 2014

La Liga Endesa o esa ficción de competición de Barça contra Real Madrid
Sergio Llull o Marcelinho Huertas disfrutan fichas que pueden llegar a suponer casi el presupuesto de un equipo de los modestos de Liga Endesa./Gtres

No sé. Puede que en el baloncesto, a diferencia del fútbol, diferencias presupuestarias del 300% impidan que ocurra que el Valencia Basket o el Unicaja ganan la Liga Endesa. Como pasó el año pasado con el fútbol. Puede...

Todos sabemos que la liga la ganarán blancos o blaugranas. Tenemos la completa seguridad. Puede sumarse alguna ligera sorpresa -que no llegará a infarto- si 'taronjas' o malagueños sorprenden a alguno de los dos grandes en la Copa del Rey. Hasta ahí puede torcerse el guión, al margen de alguna derrota en este inicio de temporada que tendrá que ver más con la preparación y el nivel de forma que con la igualdad -inexistente- de nuestra competición. Algo que conocemos porque la temporada pasada ya le ocurrió al Barcelona. 

                   

Es el segundo escalón de plantillas el que nos puede llenar de emoción hasta que llegue el play off de la final. Ahí sí estaremos entretenidos. Pero resulta un sucedáneo. Mientras nos limitaremos a disfrutar de un deporte que nos encanta y en el que, por desgracia, ya sabemos el resultado. Y no estoy descubriendo la pólvora. Lo sabemos todos.

Dicen desde el club blanco que ellos, a diferencia del FC Barcelona, se financian solos. Es decir, que la sección de baloncesto no cuenta con las 'subvenciones' de los futboleros, como sí ocurre en el caso de sus archirrivales. ¿Qué más da? Este sábado comienza la nueva Liga Endesa y Real Madrid y Barcelona parten como únicos candidatos al título. Con ayuda de la secciones hermanas o no. Sus plantillas están repletas de estrellas, su ficha 12 sería un jugador titular en 13-14 de los otros equipos. Y si hablamos de dinero... Su presupuesto en salarios de jugadores es, en ambos casos, de 20 millones o más. Hay un océano de diferencias porque los tres siguientes, Valencia Basket, Unicaja y Baskonia, se mueven en unos ocho millones de gasto deportivo. Luego está el Gran Canaria, con unos cuatro, y alrededor de los tres anda el CAI.

Con estos datos, y sabiendo que un recién ascendido como el Morabank Andorra tiene un presupuesto deportivo de 1,7 millones, más o menos la mitad de lo que cobran Juan Carlos Navarro o Rudy Fernández. ¿Qué esperamos? Lo dijo Txus Vidoreta, el técnico de Estudiantes, un equipo histórico: "Que exista este equipo ya es un milagro".

Hablamos de una competición duramente castigada por la crisis y la irresponsabilidad de dirigentes e instituciones que hasta hace poco se abrazaban y ahora se tiran los trastos a la cabeza. Y en las que en la actualidad se cobra hasta cinco veces menos que hace ocho años: Hay americanos de 100.000 dólares al año y españoles que ganan 60.000 euros o menos

                   

Hay quien sostiene que aunque en la parrilla de salida haya diferencias abismales, luego en la carrera pueden pasar cosas. No es cierto. Puede pasar que en vez del Valencia, al final el tercero sea Unicaja, que tiene en nómina a uno de los mejores técnicos de nuestro país, Joan Plaza. O que la gran campanada la den el 'Granca' o CAI estando en el play off de semifinales.

Por el bien del aficionado y del telespectador, por el bien del baloncesto y la buena salud de la Liga, ojalá pase. Lo deseo. Pero también lo dudo mientras brindo por el Manresa, el Morabanc Andorra o Fuenlabrada Basket. Ellos sí son los héroes de nuestro baloncesto.